viernes, 10 de diciembre de 2010

AYER ESTUVE EN LA PLAZA...


Estuve en Plaza de Mayo, en la marcha de la resistencia que hace treinta años vienen realizando las madres, las abuelas... A veces más acompañadas, otras menos.
Caminé alrededor de la Pirámide e imaginé aquella primera vez que empezaron a hacerlo solas, locas, contraculturalmente. No fue un día más el del jueves, se marchaba para profundizar lo que se consiguió por no bajar los brazos.
Estaba Baltazar Garzón y pude darle la mano, diciéndole que era hermano de un desaparecido y le dí las gracias porque cuando frenaron la justicia con las leyes de impunidad, él entendió que no eran crímenes que pudieran encerrarse en una geografía que no fuera la humana. También la besé a Estela, tan vital como siempre con sus ochenta y sus nietos recuperados, me acordé cuando viajamos a Santo Tomé y estuvimos en la casa de los tíos del Seba para reconstruir la verdadera historia, eran otros tiempos... Difíciles tiempos.
Algunos siguen hablando de la apropiación de banderas, y a los medios cómplices de toda la vida les encanta que se diga esto, cuando la realidad es otra. Las banderas siguen siendo las de quienes no dejaron de caminar, la única diferencia es que ahora no están solas.
Daniel Dussex

martes, 7 de diciembre de 2010

VIDEO HOMENAJE A LENNON

UN ATENTADO A LA MÚSICA


No fue sólo el integrante de un grupo de música, fue parte de un fenómeno sociocultural que se llamó The Beatles. Además de las canciones que hablaron por primera vez un código común con las nuevas generaciones, también profetizó y militó la paz en medio de un mundo dividido por las guerras. Es el mismo que nos sigue gritando "Dale una oportunidad a la paz".
Hace treinta años, un arma en manos del asesino Mark David Chapman descerrajó los cinco balazos con los que se truncó la intensa, prolífica y movilizadora vida del artista que dotó al rock de un componente ideológico y testimonial capaz de resignificar la manía planetaria que vivió como parte de Los Beatles.
(John Winston Lennon fue asesinado el 8 de diciembre de 1980 en Estados Unidos).

lunes, 6 de diciembre de 2010

EL ROCK AÑO POR AÑO


Historia del rock en Argentina. Una investigación cronológica, es el título del libro de Marcelo Fernández Bitar, con introducción de Luís Alberto Spinetta, que repasa año por año y disco tras disco, la rica y larga vida de este género musical.
"Rock no significa más que todas éstas y aquellas capitales excrecentes donde la vida anula a la vida, donde el sonido a veces trae un ensordecedor murmullo: el de las gargantas humanas.
Y está el roll, el movimiento de esa mirada de roca que sólo busca salir de sí misma para irse siendo piedra. Más allá de los cursos de la decadencia de la civilización.
Este gesto es el que debe crear a la vez un modelo para lo punitivo. Debe crear la reacción de pudor en aquello que no quiere mostrar su desnudez ante el rock; pero que luego para acorralar a aquello que se le opone, desnudará sí el poder de su castigo y de su humillación, justamente en nombre de lo bueno. Lo bueno del mal (algo con toques de lo bueno, indeclinable y decadente del rock’n'roll).
"El rock aquí es todo ese sentido que como felicidad o angustia, trasgrede permanentemente un delgado hilo de la realidad argentina, aún a costa de que al crecer luego uno se sienta como un turista marciano (¿Acaso no pareció por momentos que éramos extranjeros todos?). Rock es esa visión de haber sentido en serio (para mover, apenas algo. y eso es lo que hay que bancar) miles de sonidos de guitarras, baterías, bajos y todos los otros instrumentos, más letras y líricas nacidas de individualismos hacia afuera; para tratar de arrimar todo un antipostulado que, envenenado por Argentina misma, tiene como ésta la eficiencia de lo que somos." (Luís Alberto Spinetta)