domingo, 20 de enero de 2013

LAS PAREDES HECHAS POESÍA

En México, donde se inició este movimiento poético urbano, a las paredes se las llama bardas. Monterrey, una de las tantas ciudades del país con alto índice de violencia en sus calles, vio nacer esta propuesta hace quince años de la mano del profesor y poeta Armando Pulido. Las bardas o paredes, se preparan con un riguroso blanco que va a ser el soporte de un texto poético en donde las palabras juegan con un tono ocurrente, a veces romántico.

El impulsor de esta movida callejera, en una entrevista dada a un medio mexicano consideró que estos grafitis son pequeños “oasis” en la ciudad, aunque reconoce que cuando comenzó con esto no se proponía contrarrestar nada. Lo cierto es que este proyecto, llamado Acción Poética, que nació hace dieciséis años, ya es una realidad en más de seis mil muros de México y otros países de Latinoamérica, incluyendo nuestro país.

Pulido dijo: “…Vivimos en un país que lee muy poco, entonces me pregunté, ¿cómo hacemos para que la poesía llegue a más gente? La idea era sacarla a la calle, hacerla parte del paisaje urbano y que todo el mundo se la encontrara en sus trayectos, y así nació Acción Poética, y no ha parado. Se han pintado — al menos yo he pintado en Monterrey y su área metropolitana— poco más de seis mil bardas.”

También mencionó cómo el movimiento fue expandiéndose a otros lugares: “Desde hace como tres años, con el asunto de las redes sociales, empezó la gente a acercarse y a decirme que si podían hacer el proyecto en sus ciudades, y pues yo encantado de que el proyecto inspire a más gente, y que más gente tenga ganas de mostrar poesía o versos o frases. Se está viendo ahorita en unas 15 ciudades del país, y en algunos países como Argentina, Chile, Uruguay, España y Perú”.

LA ACCIÓN POÉTICA EN ARGENTINA

En Argentina, las poesías comenzaron a aparecer en las paredes de Tucumán, pero en la actualidad son dos las ciudades que replican el movimiento mexicano: en el sur Neuquén, y en el norte Chaco. Fue en esta provincia, a instancias de Marisa González, también profesora de literatura, que al conocer las poesías en las paredes de Tucumán se puso en contacto con Pulido para solicitar el permiso que le permitiera ser parte del proyecto y firmar como Acción Poética Chaco.

Marisa, junto a un grupo de niños, jóvenes, adultos, profesionales, estudiantes, trabajadores, desocupados y jubilados comenzó en la localidad de General Pinedo. La docente señala que lo único que tiene Acción Poética Chaco, es la presencia física de grupo de jóvenes, la comunidad se suma a la tarea con el aporte de pintura blanca y negra, así como pinceles y demás elementos necesarios para la militancia poética en los muros de la ciudad.

Al igual que en México, los integrantes del movimiento poético de Chaco, documentan todo el trabajo con registros fotográficos de las paredes, los que son expuestos en diferentes espacios culturales y colgados en internet para que sean reproducido a través de las redes sociales, efecto multiplicador que también trae nuevas frases para pintar que proponen quienes se suman a este singular colectivo cultural. 

Las redes sociales replican las pintadas con el “me gusta” o compartiendo el enlace. La poesía se pinta en las paredes, pero atraviesa las regiones del ciberespacio, inspirando nuevos movimientos en distintas partes del globo. Como dice su mentor, se va haciendo realidad “que la poesía está en todas partes, que es parte del paisaje y que la podemos hacer nuestra diariamente”.

Daniel Dussex (para revista eh! Agenda Urbana)