sábado, 2 de febrero de 2013

LEGALIZAR LAS DROGAS, SANTA FE HACE PUNTA PARA INICIAR EL DEBATE


La portada del suplemento Rosario 12, que se entrega con el diario Página 12, muestra un fotomontaje en donde se lo ve al gobernador de la provincia de Santa Fe sosteniendo una planta de marihuana. Esta imagen tiene que ver con las declaraciones que hizo a la prensa, en las cuales el mandatario se manifestó a favor de permitir la legalización de algunas drogas llamadas "blandas".
El periodista Claudio Socolsky, entrevistó para ese medio gráfico a los responsables de una organización que estudia la relación entre las políticas de drogas y los derechos humanos.


La Asociación Rosarina de Estudios Culturales (AREC), una de las organizaciones de la ciudad que estudia la relación de las Políticas de Drogas y los Derechos Humanos, celebra que el gobernador de Santa Fe haya declarado la posibilidad de debatir la legalización de drogas “blandas”.

El titular de AREC, Ignacio Canabal, consideró que las declaraciones de Bonfatti son interesantes porque "básicamente se está pensando eso en varios lugares de Latinoamérica, el principal ejemplo que tenemos ahora es Uruguay donde el presidente José Mujica está planteando la legalización de la marihuana, primero por razones económicas porque básicamente el 50 por ciento del negocio del narcotráfico en economía es la marihuana, entonces el efecto económico de legalizarla representaría quitarle el 50 por ciento del dinero que maneja el narcotráfico".

Canabal agregó que en relación a las otras drogas, la marihuana es la de "más fácil producción ya que es solamente una planta que no necesita de ningún proceso, y además están probados ciertos usos médicos en distintos países". Para el activista, que "estén hablando los políticos, por lo menos como opción a legalizar las drogas blandas, muestra que se está avanzando y mucho en relación a la conciencia y al conocimiento de la problemática".

Además, el titular de AREC dijo que si el Estado legaliza el uso de cannabis o de cualquier otra planta, podría reutilizar ese recurso que le está sacando al narcotráfico, que ahora va directamente a las redes delictivas, utilizarlo en salud y prevención. "Si bien las organizaciones divulgamos ciertos conocimientos del canabbis, lo más importante siempre es disminuir el consumo de cualquier droga, ya sea legal o ilegal, y prevenir para que la gente no consuma porque ninguna droga es positiva totalmente", precisó.

Desde la Asociación, que hace unos meses obtuvo su Personería Jurídica, prefieren hablar de regulación o normalización para evitar mencionar la despenalización o legalización, dos palabras que "están cargadas de mucho sentido. Serían formas de entenderlo porque la marihuana existe ya en la sociedad, se maneja dinero por ello, existen circuitos comerciales ilegales que venden sin ningún tipo de control médico. Hay que normalizar esta economía clandestina y que en una primera instancia la maneje el Estado, y que además la regule para saber cuánto se puede producir y con qué calidad".

Claudio Socolsky - Rosario 12