sábado, 26 de octubre de 2013

¿EN QUÉ CREEN LOS ARGENTINOS?

Por Enrique de la Calle

Los argentinos son muy creyentes: nueve de cada diez cree en Dios. Del total de fieles, el 76,5% se define como católico. El resto se divide entre evangélicos (9%), Testigos de Jehová (2%), otras religiones (1,2%) e indiferentes (11,3%). En este último ítem se incluyen ateos, agnósticos y creyentes sin religión.

El número de católicos se viene reduciendo con el paso de las décadas: en 1947 se definían de ese modo el 93,6% de la población; en 1960, lo hacía el 90,5% (según los censos de aquellos años que incorporaron una pregunta al respecto). Sin embargo, esa reducción no aleja a la Argentina de la media latinoamericana: en México, el número asciende al 88,9%, en Brasil, al 73,8% (15,%, evangélicos), en Chile, al 67% (16,6% evangélicos). Uruguay es el país más laico de la región: sólo el 47,1% se define católico; 17,2%, como ateo o agnóstico.

Desde el punto de vista sociodemográfico, las mujeres son más católicas que los hombres (81,3% versus 71,1%). El porcentaje aumenta entre la población de adultos mayores (85,3%) y disminuye entre los jóvenes de 18 a 29 años (71,8). En relación al nivel socioeducativo, el número desciende ligeramente entre los niveles más bajos (personas sin estudios, 75,8%, primaria completa o secundaria incompleta, 74,6%), mientras que en los más altos, sube (78,6%, secundario completo; 78,1%, universitario completo). Entre los que completaron el nivel terciario el número de católicos llega al 82,9%.

Los números surgen del libro “Atlas de las creencias religiosas en la Argentina” (editorial Biblos), una investigación dirigida por Fortunato Mallimaci y que reúne trabajos de académicos de todo el país. Para la encuesta se seleccionaron 2.403 casos.  “No se comprende la dinámica marginal, barrial y popular en nuestro país sin un pormenorizado estudio de la presencia institucional católica y evangélica”, resume Mallimaci.

CREENCIAS Y PRÁCTICAS

La distribución geográfica nos muestra que las regiones con mayor presencia católica son el NOA, el NEA y Cuyo. En el NOA el 91,7% de los habitantes se declara católico, mientras que en el NEA lo hace el 84,8%, y en Cuyo el 82,6%. La Capital Federal y su conurbano (69,1%) y el Sur (61,5%) son las regiones con menor porcentaje de católicos.

Los católicos también manifiestan porcentajes de creencia más altos en otras figuras divinas: el 91,2% de los católicos cree mucho y algo en el Espíritu Santo, mientras que el 84,8% de la población lo hace. En la Virgen María (94,3% de los católicos versus 80,1%). El 90% de quienes se reconocen en la fe católica creen en los santos y el 85,3% en los ángeles (76,2% y el 78,2%, respectivamente, en la población general).

Las creencias cambian según las regiones, de acuerdo a ellas ganan lugar diferentes deidades populares. "Las personas construyen sus propios itinerarios religiosos apropiándose de creencias de diversas procedencias", analizan los autores del libro. En el NOA, el 59,5% de los católicos cree además en el Almamula y la Pachamama; en el NEA, el Gauchito Gil es adorado por 57,5%; en la región cuyana, la Difunta Correa tiene un 58% de devotos.

Según describe la investigación “los católicos se relacionan con su religión a través de prácticas y ritualidades, y como colectivo, presentan ciertas particularidades. Los niveles de práctica de los rituales que ritman la vida de las personas son más elevados en el catolicismo que entre la población en general”. El porcentaje de católicos bautizados asciende al 98,6%, ligeramente por encima de la población total (95,3%). El 79% afirma que se casó o se casará por Iglesia, contra el 73,1% de la población total, y el 93,9% afirma que bautizó o bautizará a sus hijos, superando apenas el 87,3% de la población que lo ha hecho o lo haría.

La asistencia al culto, en cambio, muestra cifras variadas. La mayoría de los católicos asiste a las ceremonias de su culto poco frecuentemente (59,6%), superando por diez puntos porcentuales al total de la población. El 21,2% acude el templo muy frecuentemente, apenas por debajo del 23,8% de la totalidad de los habitantes de Argentina, pero muy por debajo de los evangélicos, el 60,6% de los cuales afirma concurrir con asiduidad a las ceremonias de su culto. El porcentaje de católicos que afirman no asistir nunca a las ceremonias religiosas (19,2%) baja respecto de la media total de la población (26,8%).

(FUENTE: APU)