miércoles, 2 de octubre de 2013

LA CORTE ABSOLVIÓ AL BIÓGRAFO DE BORGES

Alejandro Vaccaro, coleccionista y hombre de la SADE (Sociedad Argentina de Escritores) es también el biógrafo (no autorizado) de Jorge Luis Borges. En varias ocasiones tuvo sus diferencias con María Kodama, una de estas llegó a la Corte Suprema de Justicia ya que había sido acusado del delito de injurias por la viuda del escritor. Fue a raíz de una nota periodística publicada en 2006. Allí Vaccaro hablaba sobre la pelea por la herencia de Borges.


La Corte Suprema de Justicia desestimó un recurso de queja presentado por la viuda de Jorge Luis Borges, Maria Kodama, contra la sentencia que absolvió por el delito de injurias a Alejandro Vaccaro. El biógrafo de Borges publicó en 2006 una nota en la revista Veintitrés que hablaba sobre la pelea por la herencia del escritor.

Con las firmas de los jueces Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco, Enrique Petracchi, Juan Carlos Maqueda, Eugenio Zaffaroni y Carmen Argibay, el máximo tribunal dejó firme la absolución de Vaccaro, que había sido querellado por la viuda de Borges por dichos de este en una nota que se tituló: “Borges. La repugnante pelea por la herencia".

“Esta mujer modificó la obra de Borges por rencillas personales”, publicó en aquel año la revista, en palabras de Vaccaro. Eso, sumado a la descripción del accionar de Kodama, culminó en la presentación de la viuda de Borges ante la justicia contra Vaccaro por el delito de injurias.
“El accionar de María rebasa todos los límites –relataba Vaccaro en la entrevista-. Hace unos días uno de los gerentes de la librería Cúspide me informó que desde la editorial Planeta-Emecé le habían sugerido que no pusieran mis libros en la misma mesa que los de Borges a pedido de la señora. Es absurdo”, comentó a Veintitrés aquel 28 de septiembre.

Lo que la parte querellante, representada por Fernando Soto, abogado de Kodama, consideraba una prueba clave para comprobar la injuria era una declaración de conocimiento efectuada por el querellado en el proceso. Vaccaro, “como experto en Borges”, no podía desconocer que “en la compilación de las obras completas no se incluyó a la poesía ‘Al olvidar un sueño’, pero eso no se debió a un ‘despecho’ o a ‘rencillas personales’, sino a la propia voluntad de Borges”.

“Solamente por ignorancia o por maldad alguien podría decir que Kodama, por ello, ‘modificó la obra de Borges’”, expresó en la causa el representante de la viuda de Borges, que nunca asistió al juicio. Sin embargo, la Cámara Federal de Casación Penal antes, y ahora la Corte Suprema, dejaron firme la absolución de Vaccaro.

Para la sala II de la Cámara de Casación Penal como el relato de Kodama “no consigue trascender el ámbito de meras expresiones verbales del apoderado de una de las partes” y “en armonía con la aplicación racional y  restrictiva del aparato punitivo del Estado en materias  vinculadas con la libertad de expresión”, rechazó el pedido de la viuda. Algo que ahora confirmó la Corte al rechazar el recurso de queja y, por ende, dejar firme la absolución de Vaccaro.

GOLPE VA, GOLPE VIENE
No es la primera disputa judicial que une a Vaccaro y a Kodama. El biógrafo de Borges también presentó en la justicia penal una querella por “calumnias e injurias” contra la viuda del escritor. En agosto de este año, la sala VI de la Cámara Criminal y Correccional  ordenó la realización de una audiencia de conciliación entre las partes que debió haberse realizado en diciembre de 2012.


Asimismo, los jueces Mario Filozof y Ricardo Pinto, también rechazaron una “excepción de falta de acción” impulsada por la defensa de Kodama, esto es, un intento de la defensa para cerrar tempranamente el expediente. Sin embargo, esto está pendiente de realización desde entonces.