sábado, 2 de noviembre de 2013

ARTISTAS EN APOYO A LA LEY DE MEDIOS

En un acto realizado ayer en el renovado Cine Gaumont, músicos, artistas y gente de la cultura leyó un documento a favor de la ley de medios luego del fallo de la Corte. León Gieco, Fito Páez, Natalia Oreiro y Pablo Echarri, entre las firmas. He aquí la crónica del encuentro.


“¡Qué importante es vivir en un tiempo en el que la cultura no es un adorno!” El grito del músico Diego Boris hizo resonar aún más los aplausos del centenar de personalidades de la cultura que, en un clima festivo, se reunió ayer en el renovado Cine Gaumont para celebrar y exigir la aplicación plena de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (LSCA). Tras la declaración de constitucionalidad dictada el martes por la Corte Suprema, los diversos actores del mundo audiovisual decidieron ser consecuentes con su historia en torno de la LSCA, de la que participaron activamente en su redacción, discusión en foros y en la posterior militancia que la normativa requirió en todo este tiempo. Actores, productores, músicos, directores y técnicos de muy diferentes espacios expresivos y políticos suscribieron, además, un documento en el que expresan su apoyo a la plena vigencia de la Ley 26.522, porque “garantiza el pleno de la ciudadanía audiovisual”.

Entre abrazos, sonrisas y discusiones más o menos acaloradas, el Espacio Incaa - Km 0 parecía ser el lugar escogido para la avant premier de alguna de las tantas películas de cine nacional que estrena semanalmente. En un costado de la Sala 2, Juan Palomino charlaba junto a Ana Celentano sobre las sensaciones que les provocó el esperado aval de los magistrados judiciales, tras cuatro años de angustiosa espera. En otro espacio de la sala, Bernarda Llorente y Claudio Villarruel se abrazaban con Patricio Contreras, mientras firmaban –simbólicamente– el documento de apoyo a la LSCA, suscripto por más de mil firmas. “Como alguna otra tarde lluviosa en nuestra historia, estamos acá para defender los derechos de nuestro pueblo, nuestros propios derechos”, recordó Alejandra Darín, en su cargo de presidenta de la Asociación Argentina de Actores (AAA), al momento de comenzar la presentación. A un lado, la presidenta del Incaa, Liliana Mazure, agradecía el apoyo. “Este tipo de apoyo es el motor de las políticas públicas, que a la vez son el resultado de sus inquietudes”, señaló la recientemente electa diputada nacional por el Frente para la Victoria.

Sin más preámbulos, el encuentro pasó a la lectura colectiva del texto de apoyo a la LSCA, que mañana se publicará en formato de solicitada en diferentes diarios. “Porque las minorías tenemos en nuestro país muchas más oportunidades cada día de ocupar la palabra pública, de contar nuestras historias y la Diversidad y la Pluralidad de voces comienzan a transformarse en derechos conquistados. Porque hay más oportunidades para todas las expresiones de la cultura y mejores condiciones de trabajo. Porque las más de 3800 horas de nuevos contenidos audiovisuales impulsadas por el fomento público son la más clara expresión de la defensa de la diversidad, del trabajo, de la pluralidad y del federalismo”, son algunos de los argumentos que se desarrollan en un texto en el que se plantea con claridad conceptual las expectativas y realidades que la legislación aprobada en 2009 ya puso en marcha en el sector.

La solicitada de apoyo al proceso de transformación cultural que trae la implementación plena de la LSCA está firmada, entre otros artistas, por León Gieco, Alfredo Alcón, Cristian Aldana, Arnaldo André, Peteco Carabajal, Natalia Oreiro, María Onetto, Eugenia Tobal, Fito Páez, Mercedes Morán, Pablo Echarri, Nancy Dupláa, Darío Grandinetti, Liliana Herrero, Hilda Lizarazu, Gastón Pauls, Florencia Peña y La Bersuit. “Porque la difusión de la música nacional –detalla el escrito– como así también las herramientas que promocionan la música independiente y garantizan los circuitos de la música en vivo reafirman la vocación de construir cultura y trabajo en un sentido popular y federal. Porque más de 100.000 puestos de trabajo directo por año y altamente calificados del sector audiovisual se van consolidando en su desarrollo industrial. Porque cada conquista de un derecho es otro triunfo de la democracia, y pasar a la disputa de los bienes simbólicos al debate del proyecto cultural, a subordinar a los grandes intereses concentrados al interés del conjunto de la sociedad.”

Conscientes de que el aval de la Corte Suprema cierra una etapa, pero no la lucha por la implementación integral de la LSCA, el mundo audiovisual dio ayer un apoyo colectivo a una normativa que protege y fomenta la producción nacional y regional. Sin embargo, los ayer presentes se encargaron de subrayar que, lejos de finalizar, la militancia por una legislación que es modelo en todo el mundo debe permanecer en estado de alerta. “Somos protagonistas de un momento histórico, en el que lo que estamos defendiendo no es sólo una ley que regula la industria audiovisual, que afecta el trabajo de quienes trabajamos en ella”, explicó a Página/12 la actriz Ana Celentano. “No se trata de estar de un lado ni del otro, ni de un gobierno y ni de una empresa, sino del futuro de todos los argentinos. Estamos convencidos de que la aplicación de esta ley es un beneficio para el conjunto de la sociedad, porque amplía los derechos y las posibilidades que cada uno de los ciudadanos tiene de cara a ejercer con mayores herramientas su ciudadanía y a reafirmar los valores de su propia identidad”, concluyó la actriz.


(Fuente: P 12 – Emanuel Respighi)