miércoles, 13 de noviembre de 2013

PEDIRÁN PROHIBIR LA DOMA POR INHUMANA

Andrea Heredia de Olazábal, en diálogo con la radio Cadena 3, mencionó "Estas jineteadas son parodias porque se lo hace embravecer al animal para que la gente aplauda", reveló. La presidenta de la Fundación Sin Estribo, Andrea Heredia de Olazábal advirtió que presentará un amparo para pedir la inconstitucionalidad de la ley 8.952, que pretende legalizar a la doma como "deporte" en Córdoba, "cuando no lo es".

"En Jesús María esto se va legitimando, y creen que tienen razón en lo que están haciendo", dijo

En diálogo con Cadena 3, la especialista en Derecho Animal señaló: "El marco es complicado, porque hay una especie de tradición y cultura que empuja de fondo el evidente conflicto de leyes que se produce en esta situación que atrofia la mirada del jurista, diciendo hasta qué punto hay una monta y una manipulación lícita del animal y hasta cual se está infringiendo la ley penal argentina 14.436 que protege a los animales de la explotación"

"Ese delicado límite es el que pedimos al fiscal de feria, Monti, que hizo caso omiso de la denuncia penal presentada por más de diez agrupaciones", señaló.

La especialista deslizó que los caballos y yeguas que entran a la pista, "lo hacen drogados o picaneados para estimularlos más, así salen bravos y enojados y dan un espectáculo al público".

Asimismo explicó que estos animales que se llaman "reservados", tienen un trato especial y están preparados para salir briosos, lo que de por sí es de dudosa legalidad. "Eso es lo que la ley 8,952 legitima", acotó.

"No se debe domar con violencia, existen domas pacíficas. Es absolutamente innecesario usar la violencia", aseguró.

"Los argentinos somos vícitimas del machismo y la crueldad como una muestra de virilidad. Es la forma irrisoria de mostrar la fuerza sobre un débil".

Advirtió que la ley 14.436 es clara cuando advierte que los espectáculos con animales están prohibidos cuando "haya parodia de animales donde estos mueran o sufran."

"Estas jineteadas son parodias, porque se lo hace embravecer para que la gente aplauda", sostuvo.


Heredia de Olazábal destacó asimismo que en el Festival de la Doma "hay muchos intereses en juego, porque se ha convertido en una tribuna política."