lunes, 2 de diciembre de 2013

MURIÓ ALEJANDRO URDAPILLETA, ICONO DE LA ACTUACION

El actor tenía 59 años y en la década del '80 fue uno de los referentes de la denominada escena under, período en el cual formó un trío clave del teatro experimental junto con Batato Barea y Humberto Tortonese, en el mítico Parakultural. Su talento lo llevó al reconocimiento masivo encarnando papeles inolvidables como el de "El Seco", de la serie Tumberos.


Si bien no se informó de las causas de su muerte, el actor se hallaba ausente de los escenarios desde hacía más de dos años. Había nacido en Montevideo, en 1954, durante el exilio de su padre, un coronel del Ejército que debió dejar la Argentina tras participar en un levantamiento contra el presidente Juan Domingo Perón. Durante su adolescencia se instaló junto a su familia en el barrio bonaerense de Martínez y dio sus primeros pasos en la actuación en la escuela de Martín Adjemián.

Urdapilleta comenzó su carrera artística en el Parakultural, donde brilló junto con Tortonese y el ya fallecido Batato Barea. Se destacó en puestas como "Alfonsina y el mal", "La carancha", "Poemas decorados", "Carne de chancha", "Urdapilleta en llamas" y "La moribunda". Ese trío que llevó sus obras por los escenarios del Centro Cultural Rojas y el emblemático Cemento, donde solía interactuar hasta el desafío y la provocación.

En el circuito "comercial", Urdapilleta se lució en "Hamlet", "El relámpago", "Almuerzo en casa de Ludwig W.", "Mein Kampf (una farsa)" y "Rey Lear" en las principales salas de la avenida Corrientes. También se destacó en televisión, donde participó se series emblemáticas como Tumberos, Sol Negro, Mujeres Asesinas, Tiempo Final y Gasalla 91.

En el cine compuso sus personajes en películas como "La niña santa", de 2004; "Toda la gente sola" y "Los santos sucios", de 2009; y "No le mientas al Diablo", de 2010; y hace menos de un mes estrenó "Un paraíso para los manditos", un film de Alejandro Montiel, que protagonizó junto a Joaquín Fourriel y Maricel Álvarez.

También dedicó su tiempo a la escritura, con libros como "Vagones transportan humo", "Viva la mentira", "Las 13 Oraciones" y "La poseída". Fue reconocido con cuatro Premios ACE; además, se llevó tres premios Martín Fierro, uno de los cuales fue por su recordada interpretación de "El Seco" en "Tumberos"; un Astor a mejor actor por su actuación en la película "Adiós, querida Luna"; y los premios María Guerrero, el Trinidad Guevara y el Konex, entre otros galardones.


(Fuente: Página 12)