EL FONDO DE CULTURA ECONÓMICA CELEBRA SUS 80 AÑOS

De visita en Buenos Aires como parte de las celebraciones de la editorial mexicana tan enraizada a la vida cultural de América Latina, Carreño Carlón esbozó los desafíos a abordar en lo inmediato, además de enumerar las acciones previstas para esta celebración.


La formación de un mercado latinoamericano que permita que las obras de los escritores del continente circulen de manera horizontal entre los países de la región es uno de los objetivos planteados por José Carreño Carlón, director del Fondo de Cultura Económica (FCE), que este año celebra sus 80 años.

"Hay un conjunto de mercaditos locales, raquíticos en general, precarios, en una estructura colonial que ha hecho imposible formar un gran mercado que reúna la oferta de cada uno de los países para permitir por ejemplo que los autores chilenos se puedan leer en Perú, Cuba, Venezuela y viceversa", apuntó.

Cuando se fundó el Fondo de Cultura Económica en 1934, España no contaba con una producción editorial importante, "después con la dictadura franquista los libros del Fondo entraban de contrabando  y los países latinoamericanos no estaban tampoco comunicados entre sí: para mandar los libros de México había que hacerlo a Nueva York y de ahí a la Costa Atlántica o por el Canal de Panamá a la costa del Pacífico".

Esa estructura colonial, subrayó el director del Fondo, prosiguió aún con el auge de la literatura española, toda la circulación era a través de la metrópolis y con cada país en particular; y a esto se sumó el tema de las dictaduras "que nunca fueron partidarias de la circulación de libros".

Carreño Carlón señaló que hay que seguir trabajando en el plano cultural, "aunque los gobiernos de la región permiten más el acceso gratuito de los libros en los sistemas educativos primarios y secundarios propiciando, como en el caso de la Argentina, que tengan tecnología accesible para que entren al mundo digital".

Desde su óptica, ahora hay nuevas condiciones: "No hay obstáculos de orden político para la circulación y hay un mercado políticamente libre con algunas restricciones económicas temporales, según la situación de cada país, así como un desarrollo tecnológico que facilita encaminarse a ese objetivo".

"En septiembre vamos a hacer un Festival del Libro Latinoamericano, hay que predicar con el ejemplo", exclamó el mexicano.

"Los gobiernos de la región permiten más el acceso gratuito de los libros en los sistemas educativos primarios y secundarios propiciando, como en el caso de la Argentina, que tengan tecnología accesible para que entren al mundo digital" "Seremos los primeros en tener toda la oferta editorial en Latinoamérica, parte de ella en nuestros establecimientos en México y luego en las nueve filiales del Fondo -pronto la décima será Ecuador-, del lado del Pacífico, de Colombia a Chile; y del lado del Atlántico, Venezuela, Brasil y Argentina", delineó.

En esta línea mencionó algunas conversaciones mantenidas con Guatemala y Costa Rica "para que toda esta trama, ese tejido, propicie esta distribución horizontal buscada".

Otra cuestión a profundizar es la plataforma digital: "Tenemos un catálogo histórico de 10.000 títulos, de los cuales 5.000 están muy vivos en el mercado y, de estos, 1.000 ya están digitalizados", dijo y vaticinó que en un lustro el catálogo vivo estará en ambas plataformas.

Para el editor, "la digitalización ofrece muchas posibilidades, como los libros de divulgación científica que tienen una tradición de enseñanza árida, hay aplicaciones para hacerlos atractivos, no basta hoy con el PDF, no sirve; también libros infantiles, interactivos, con videos, hay que trabajar para tener una oferta propia digital con toda su potencialidad".

Con muchísimos seguidores en las redes sociales, cerca de un millón en Twitter y más de 500.000 en Facebook, Carreño Carlón mencionó el fenómeno de books-tube: "Grupos de jóvenes que hacen reseñas de libros y las suben espontáneamente a la web, recomiendan o rechazan tilos, con los que estamos trabajando, de hecho en el festival vamos a mantener un encuentro con ellos".

"También tendremos algo que surgió aquí en Argentina en agosto del año pasado cuando fui invitado por la Universidad del Paraná a dar una charla y en un almuerzo Ricardo Piglia dijo que los autores viajan más que sus libros, por eso el Fondo debía recuperar su vocación latinoamericana ahora que España se retrae y que no resolvió el tema de un mercado horizontal".

Ahí mismo, prosiguió Carreño Carlón, "surgió otra idea planteada por Gabriela Adamo (directora de la Fundación El libro) debido a que estamos padeciendo traducciones de la metrópoli española que nadie entiende".

Adamo "propuso una reunión de traductores que empiece a atender ese problema y que se establezcan controles de calidad y accesibilidad para los lectores de la región", recordó el editor.

En este aniversario 80, el FCE ha reeditado "El Capital", de Marx, "en una nueva versión con una traducción corregida y una portada muy simpática, lúdica -describió- menos solemne con introducciones de académicos jóvenes para conseguir nuevos lectores".

Además, sacarán 80 nuevos breviarios, "esos libros iniciáticos introductorios de determinados temas", definió, y reeditarán la la obra de tres autores mexicanos centrales que este año hubieran cumplido cien años: Octavio Paz, José Revueltas, "narrador de la izquierda mexicana", y el poeta Efraín Huerta.

"Queremos que sea una fiesta muy participativa, muy aportadora de ideas para trazar una estrategia programática para la siguiente década, que incorpore las grandes oportunidades de las nuevas tecnologías, las nuevas condiciones políticas, los acuerdos que abundan ahora regionales, subregionales, bilaterales en nuestros países que no había antes cuando cada quien era una isla", dijo.

"Vamos a aprovechar todo esto para acercarnos a los sueños visionarios de todos aquellos que estuvieron desde la fundación del Fondo con los mexicanos, pero también con los argentinos -la primera filial se abrió aquí, remarcó- y otros países del continente: el Fondo nació con esa raíz latinoamericana, por eso queremos reavivarla y rescatarla ahora en este aniversario".


(Fuente: Telam)