EL PARQUE ALBERDI SEGÚN ROSARIO 12

En la edición de hoy de Rosario 12, se publicó una crónica sobre la movilización de los vecinos en defensa del parque Alberdi. Reproducimos a continuación el artículo completo.

El derribo de especies para construir un edificio de 300 plazas de estacionamiento en el Parque Alberdi provocó una movida que logró frenar el avance de las obras y obligó al intendente a dar explicaciones: "No es un negocio", se defendió.

Por Juan Carlos Tizziani

La movilización social ante una masacre de árboles en un espacio histórico de la ciudad, el Parque Alberdi, para construir un edificio de 300 cocheras semi subterráneas logró frenar el avance de las obras y metió al intendente José Corral en un embrollo político y hasta en una controversia sobre rentas privadas en espacios públicos. "No es un negocio. Es una solución sustentable a la contaminación vehicular en el microcentro", se defendió Corral. "Es el negocio del futuro", lo desmintió una inmobiliaria que ya promociona el "Parking Alberdi" como una "excelente oportunidad" para invertir "en un lugar estratégico" de Santa Fe, cerca del "puerto, centros comerciales, bancos, shoppings y a pasos de la peatonal". El viernes 20 de junio ya se anuncia un segundo abrazo simbólico, con banderas argentinas y árboles y flores para plantar.

La escalada de los santafesinos comenzó la semana pasada con el bloqueo de ambientalistas al movimiento de máquinas. Siguió el sábado, con centenares de personas -entre 800 y 1.000- que se autoconvocaron en un abrazo solidario al parque, por entonces cubierto por un cerco perimetral que ocultaba el comienzo de las obras. La caída de algunas chapas dejó a la vista el desmonte, la demolición de las pérgolas, la tierra arrasada. Y estalló la bronca. El domingo, amaneció con un acampe que ayer ya tenía una docena de carpas y una voluntad de resistir hasta que se rescinda el contrato con dos empresas que construirán las 300 cocheras para explotarlas durante 30 años a cambio de un canon de 1.000 pesos mensuales, según denunció el Centro de Protección a la Naturaleza (Cepronat). El viernes, a las 15, habrá un segundo abrazo para salvar el parque, una radio abierta y una reforestación.

Corral asumió la defensa de su proyecto. "La inversión es más de 50 millones de pesos, a riesgo de los inversores y de los cuales el Municipio no pone un peso, pero lo incorpora como patrimonio", sacó pecho. La inmobiliaria que promociona el "negocio de inversión" -como lo describió en su página Web- deslizó que la renta estaba asegurada "a través de la explotación de un edificio de cocheras de emplazamiento único y alta demanda, adaptado a las necesidades del mercado".

Ayer, el intendente mandó a pegar los carteles de obra sobre el cerco. Y de paso, ocultar algunas demandas ciudadanas: "El parque no se toca". "Salvemos el parque". "Suspendan las cocheras subterráneas", son algunos de los grafittis que pudieron tapar. Quedaron otros, igual de simbólicos: "Nadie tiene derecho a quitarte tus derechos", en obvia alusión al espacio urbano. Pero el cartel del municipio hasta le cambia el nombre al lugar: "Nuevo Parque Alberdi" -lo llama-, con el logo de "Santa Fe ciudad" y la firma adjudicataria: "Park Centro", una unión transitoria de las dos empresas constructoras. De fondo, un dibujo de cómo quedaría el espacio en el futuro, sobre elevado hasta dos metros de altura porque las cocheras no serían tan soterradas. Un "lugar pensado para revalorizar y refuncionalizar un espacio urbano de gran importancia", lo publicitó la inmobiliaria. Y anunció: "Se ejecutará un plan de reforestación de nuevas y variadas especies con un rediseño integral de la plaza. Mínimo impacto visual, urbano y ambiental"

El presidente de la Asociación del Parque Federal, Alejandro Alvarez, advirtió sobre los "negocios privados en espacios públicos". "Hay un afán de lucro", dijo por la emisora LT10. "Nadie va a invertir 50 millones de pesos en una obra de estas características si no creyera que la rentabilidad es enorme. Estamos hablando de millones y millones de pesos de ganancia por un período de 30 años, que son varias generaciones de santafesino y excede cualquier mandato democrático".

El secretario de la Producción de la Municipalidad, Pablo Tabares, se convirtió en uno de los fervientes defensores del proyecto Corral y descartó que los abrazos y el acampe puedan frenarlo. "La obra está en marcha y no hay ninguna posibilidad de detenerla", dijo por radio Universidad. "La plaza no se va a privatizar y las cocheras también serán públicas, de patrimonio del Estado". Tabares fue presentado como "un reconocido ambientalista" de la Fundación Hábitat y Desarrollo, pero Alvarez aclaró: "Tabares es un funcionario que, más allá de la cuestión judicial que lo involucra en una causa conocida (no lo mencionó, pero es la de Bolsafé), yo no lo considero un ambientalista en absoluto. Y además, Habitat y Desarrollo es una organización que trabaja codo a codo con empresas multinacionales como Monsanto y Coca Cola, cuya filantropía yo podría en duda", dijo el presidente de la Asociación Parque Federal.