viernes, 27 de junio de 2014

PARQUE ALBERDI: EL DIÁLOGO DE LA FOTO Y EL TWITTER

La idea era modificar la imagen que el segundo abrazo al parque Alberdi había desnudado, es por eso que a través de la cuenta de twitter del intendente José Manuel Corral, que le maneja el equipo de publicistas de la Secretaría de Comunicación, subieron una fotografía del recinto vacío adonde se había convocado a los vecinos de la Asamblea del Parque Alberdi.

El mensaje a instalar en los medios fue que “el diálogo amistoso”, representado por un mate servido en la mesa, había sido rechazado por los vecinos. Las sillas vacías completaba el discurso que se quiso escenificar. Sin embargo, una lectura más atenta de la imagen, muestra con claridad lo que esa reunión sería: en la cabecera de una mesa para 14 personas, en el lugar que ocuparía el intendente, había carpetas, biblioratos y expedientes en abundancia para argumentar. Al lado de esto tan solo una hojita de papel y una birome para tomar nota de los posibles cuestionamientos que harían los vecinos. El proyector encendido con una imagen del parking en la pared, daba cuenta que la exposición del intendente repetiría el relato oficial del spot televisivo y los folletos.

Anticipándose a esto, los asambleístas habían dado a conocer un comunicado de prensa en donde fijaban posición y argumentaban por qué no asistirían a la convocatoria, “…Entendemos que la reunión convocada por el intendente Corral no constituía un diálogo ya que no daba lugar a nuestro reclamo fundamental y establecía términos meramente informativos sobre la decisión ya tomada de transferir a empresas privadas un espacio público. Entendemos que la discusión debe darse bajo el marco de una Audiencia Pública de cara a toda la comunidad santafesina, ya que al ponerse en juego el patrimonio público y cultural colectivo, es necesario ejercitar un esquema participativo y vinculante.”

El comunicado de los vecinos finalizaba ratificando lo que habían hecho público en reiteradas oportunidades, “peticionamos el cese de la obra y la anulación de la concesión a las empresas. Cuestionamos el marco normativo que da origen a este tipo de políticas que priorizan el beneficio de unos pocos a costa de los espacios públicos. Es por esta razón que solicitamos la revisión de la ordenanza 11.852/2012 de iniciativa público-privada.”

En sintonía similar a este comunicado, la comisión directiva del Centro de Protección a la Naturaleza (CE.PRO.NAT), entidad que patrocinó el recurso de amparo presentado, aclaró que decidieron no asistir a la reunión convocada desde la municipalidad por el parque Alberdi ya que el tema en cuestión se encuentra en manos de la justicia.

Este cuadro de situación también tuvo aristas en el escenario político, ya que la concejala Silvina Frana declaró a la prensa que “frente a lo que está sucediendo con parque Alberdi y ante la falta de respuestas del intendente José Corral al pedido de informes –aprobado el 11 de junio– donde se ponía en duda la legitimidad jurídica –sobre todo en aspectos medioambientales– y económica de la obra, vamos a pedirle al Ejecutivo que suspenda la intervención sobre plaza San Martín y llame a una audiencia pública para que los santafesinos puedan expresarse”. En tal sentido se conoció que los miembros del bloque justicialista y del PRO presentaron un proyecto de ordenanza con el objeto de suspender el inicio de las obras de la plaza San Martín y convocar a audiencia pública para poner en debate la temática.

Como si esto fuera poco para complicarle el relato oficial al Gobierno de la Ciudad, el Presidente del Colegio de Arquitectos de Santa Fe, daba a conocer lo que se había escrito hace un año en la revista Origen con respecto a las cocheras subterráneas del Parque Alberdi: "...frente al avance del proyecto para la ejecución de un estacionamiento semienterrado bajo el Parque Alberdi, se imponen una serie de interrogantes que necesariamente abren el debate sobre la gestión del Espacio Público, en el contexto de una propuesta participativa que, en este caso, todavía se espera, ¿qué marco contiene la participación del capital privado en el espacio público? ¿En qué plan de acción sobre el ordenamiento vehícular del área central se inscribe? Y en este sentido, ¿avanza hacia la resolución del problema? Sabemos que toda acción sobre el espacio urbano constituye una manifestación de la propia dinámica urbana, construyendo capa sobre capa el sedimento cultural de la ciudad, por lo que la acción sobre el patrimonio recibido deberá orientarse a su puesta en valor y enriquecimiento, en procura del crecimiento del capital urbano. Entonces, ¿cuál es el costo ambiental, patrimonial y urbana que se pagará en consecuencia?"

La opinión del arquitecto Marcelo Molina planteaba esas preguntas que siguen cuestionando el proyecto privado que se pretende hacer en un espacio público. Preguntas que el Intendente todavía tiene que responder, pero no en su despacho sino ante a la Justicia por expreso pedido de un Juez.

Daniel Dussex . eh! Agenda Urbana