EL MURAL DE HOMENAJE A LAS VÍCTIMAS DE LA AMIA

El Círculo de Dibujantes Santafesinos dio por finalizada la primera etapa del mural que están realizando en San Jerónimo y Cándido Pujato, frente al edificio de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) que es un homenaje a las víctimas del atentado a la AMIA y que rescata al consigna de "Verdad, Memoria y Justicia". En la fotografía aparece el dibujante Raúl Viso, autor del diseño y coordinador del trabajo colectivo, junto a la delegada del INADI Stella Vallejos y otros participantes.

El mural que se está realizando es a instancias de la Asociación Cultural Israelita I. L. Péretz de nuestra ciudad que quiso plantear un mensaje claro a veinte años del hecho, para mantener la memoria pero también la lucha para esclarecer el atentado y condenar a sus responsables. Daniel Silber, secretario de la entidad dijo que el diseño hecho por el Círculo de Dibujantes los expresa plenamente y es muy importante que esté ubicado al lado del otro mural que evoca el 24 de marzo, también realizado por este colectivo gráfico. Asimismo mencionó que estarán inaugurándolo oficialmente la semana próxima.

La Asociación I. L. Péretz integra el ICUF (Idisher Cultur Farband / Federación de Entidades Culturales Judías de la Argentina) de la cual Daniel Silber también es presidente y que al cumplirse un nuevo aniversario del atentado se pronunció con un comunicado que dice: "Este viernes 18 de julio se cumplen 20 años de la voladura de la AMIA con el lamentable saldo de 85 muertos y centenares de heridos. Este atentado del año 1994 no fue realizado contra una entidad judía, sino contra la sociedad argentina. Luego de 2 décadas lo único que crece es la indignación ante tanta impunidad".

El documento de la ICUF agrega "En diversas publicaciones de orden nacional, desde hace unos días viene cobrando fuerza una versión reveladora: dentro de la estructura del establishment comunitario judío había un espía infiltrado. Esto podría corroborar que la conexión local para producir el brutal atentado contra la sede de la AMIA en Buenos Aires contó con la valiosa colaboración de algún servicio de seguridad de nuestro país. La justicia argentina es también responsable de esta enorme trama de ocultamientos, falsificaciones, encubrimientos y cohechos que se realizaron desde distintos ámbitos del poder para hacer que tremendo hecho no se esclarezca y, simultáneamente, se busque un chivo emisario terés general, que debería producir un gran movimiento unitario para presionar sobre los sectores judiciales que duermen la causa en busca de su prescripción".

Este documento hecho público también fue acompañado con la firma  la de organizaciones sociales, políticas, culturales y de derechos humanos que adhieren al pedido de justicia manifestado.

eh! Agenda Urbana