LA HISTORIA DE UNA FOTO ÚNICA DEL ROCK

Hilda Lizarazu cuenta la historia de una foto única del rock, donde aparecen juntos muschos referentes del rock nacional: De arriba hacia abajo: Daniel Melingo, Fabián Von Quintiero, Gustavo Santaolalla, Alejandra Palacios, Cano y su novia, Sergei, Andrés Calamaro, Gabi Aisenson, Tommy Mallman, Fernanda Correa, Pipo Cipolatti, Charly García, Miguel Zabaletta, Andy Cherniavsky, Carina Ponieman, Quebracho Rodríguez, Camilo Lessi, Luis Alberto Spinetta.

Corría el año 1985 y el rock nacional argentino se había consolidado y hecho masivo en la transición hacia la democracia. Bandas como Los Abuelos de la Nada, Los Twist y Sueter, poblaban las radios y llenaban estadios completos. Por esos días Charly y Spinetta coqueteaban con hacer un disco juntos, del que “Rezo por vos” iba a ser uno de sus temas.

Varios de esos músicos se cruzaban en formaciones superpuestas y en muchos casos tenían relaciones de amistad, del que la “Ray Milland Band”, era una muestra suprema, más en suma de estrellas que en calidad de la propuesta.

La fotografía que ilustra esta nota y que se publicó en el Facebook de Gustavo Santaolalla, fue tomada por Hilda Lizarazu -conocida por su trabajo como vocalista de Man Ray- y es el testimonio de toda una etapa de la música argentina.

A continuación, el relato que ella misma hace de cómo tomó esa instantánea.

“La foto: el dia del cumpleaños de Andrés Calamaro,
22 de agosto año 1985 u 1986. La saqué con una cámara Polaroid.
Están todos en la cama de la gran fotógrafa y mi gran amiga Andy Cherniavsky (que era la novia de Andrés en esos años y compartían casa). La emblemática y cálida casa de Andy.

Nos juntábamos mucho a mirar videos y escuchar música. La casa de Andy era para mí un espacio de vida y creatividad, había mucho movimiento antes de salir de gira con Los Abuelos. Andrés había bautizado su estudio casero con el nombre del “Hornero amable”.

Verdaderamente era una casa muy familiar para mí, en alguna época llegaron a tener una lechuza llamada Basualdo y por supuesto los gatos Benito y Luni, a quien le faltaban los dientes de adelante y siempre estaba con la lengüita colgando.

Miguel Abuelo vivía a pocas cuadras, también sobre la calle Serrano. Yo pasaba largas horas en la casa de Andy, éramos y seguimos siendo muy amigas, hermanas cósmicas. Andrés estaba siempre grabando, experimentando nuevos aparatitos. Siempre venían amigos a grabar. Yo estaba mucho con Andy. En esa época era mas fotógrafa que cantante, no me animaba a participar de esos momentos musicales. Yo laburaba de fotógrafa.

Creo que ya había grabado con los twist “La máquina del tiempo”, o estaba a punto de hacerlo.
Si hubiera salido en la foto tal vez me daba cuenta si era el año 85 u 86. Andrés tenia el mechón teñido del disco “Vida cruel”.

¿Cómo se genero la foto? No recuerdo bien, debe haber sido un momento de amistad e intimidad y tambien mucha confianza que nos generaban Andy y Andrés, por supuesto. Tanta gente reunida en ese cuarto… tal vez Andrés tenga mas data al respecto.

Esta polaroid la tenía Andy en su poder y el año pasado la digitalizó y así empezó a rodar por las redes. Pero en realidad no hay negativos, ni segundas tomas, ni registros de otra persona presente en ese cuarto… Es una polaroid única!! Y parafraseando a Fito Páez, puedo decir que esta foto es una verdadera polaroid de locura ordinaria!!!

Yo andaba registrando momentos en esa época. No sé cómo hice para dirigirlos y que me dieran bola pero lo logré!!! La mirada al frente de todos es casi general. Hay amistad, inocencia, risa, entrega, mirada frontal. Todo un logro.

Es lo único que puedo agregar. Creo también que Spinetta estaba en un período taciturno. Andaba medio bajoneado porque no le había ido bien en algún show o algo por el estilo. Eso también recuerdo. Yo estaba emocionada con tanta presencia musical unida.


Hilda lizarazu."