viernes, 24 de octubre de 2014

DOS MODELOS DE PAÍS CONTRAPUESTOS EN UNA MISMA CIUDAD

Mientras el coloquio de IDEA ordenaba las propuestas de los grupos concentrados, a pocas cuadras se reclamaba la continuidad del actual modelo.

Por Cristian Carrillo - Desde Mar del Plata

En una misma ciudad se discutieron ayer dos modelos de país claramente contrapuestos. En esta localidad balnearia se llevó a cabo ayer una nueva edición del Coloquio del Instituto para el De-sarrollo Empresarial de la Argentina (IDEA), un foro del lobby empresario que busca imponer su propia agenda a los gobiernos de turno. En este caso, con la premisa impuesta por el establishment de un fin de ciclo para la actual administración estatal, la 50ª edición del coloquio se presenta una vez más como una plataforma para que posibles precandidatos a las próximas elecciones presidenciales presenten sus propuestas, pero especialmente recojan los pedidos empresarios. A escasas cuadras, en un teatro y centro de arte, empresarios no alineados con estos grupos de presión, entidades de trabajadores y referentes de distintos espacios disciplinarios llevaron a cabo un nuevo encuentro de la Convocatoria Económica y Social por la Argentina, una suerte de contracumbre en respaldo a lo alcanzado en estos años en materia de derechos obtenidos. “Los que dicen que el modelo está agotado se equivocan y mucho”, señaló el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich. Por su parte, el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, agregó que “el Gobierno termina el 10 de diciembre de 2015, pero el modelo va a continuar y la Presidenta va a estar al frente del proceso político que lleva adelante el modelo de transformación más importante de Argentina en su historia”.

Bajo el lema “Integración: Compromiso de todos”, la nueva edición del Coloquio de IDEA inició anteayer su maratónica bajada de línea, que se extenderá hasta el día de hoy, con una mesa política con precandidatos a los comicios presidenciales que, hasta el momento, promete más ausencias que presencias. En este espacio tampoco suele participar el gobierno nacional, ante lo que considera una usina de pensamiento neoliberal. En esta ocasión, los funcionarios apuntaron directamente contra el mensaje que busca imponer la entidad empresarial y los datos que difunde. Capitanich la denunció de falsear datos. “Todos los economistas que tiene empleados IDEA emiten datos y cifras falsas de inflación y en materia de resultado fiscal”, dijo el jefe de ministros. Durante el evento se presentan encuestas y debaten economistas, analistas y representantes de distintas actividades, en lo que presentan como una discusión plural. Sin embargo, las últimas ediciones se convirtieron en una reunión de catarsis de sectores concentrados.

“No es novedad que combaten sistemáticamente el modelo económico, y la prueba es la estrategia opositora de la dirigencia política en contra de los logros contundentes del modelo”, sostuvo Capitanich desde Casa de Gobierno. Durante el Coloquio se escucharon argumentos a favor de judicializar el reclamo contra la Ley de Abastecimiento, como también se buscó hacerlo contra la Ley de Mercado de Capitales. Los principales referentes de la entidad son férreos defensores de la no intervención del Estado, bajo el ropaje de la defensa del libre mercado. “En el próximo encuentro del Foro de Convergencia –que integra IDEA– se discutirá cómo sería el desempeño de la actividad sin la intervención del Estado”, confió a un grupo de periodistas Luis Etchevehere, presidente de la Sociedad Rural. “No es novedad que los grupos concentrados tengan esa visión y una estrategia deliberada para afectar a los gobiernos democráticos”, aseguró en contraposición el jefe de Gabinete.

Por su parte, el ministro de Planificación sostuvo que “cuando hablan de recesión se ponen locuaces, pero es el acompañamiento que ellos hacen al apriete que nos quieren hacer los fondos buitre”. “Cuando hablan de soberbia, se refieren a que la Presidenta tiene fortaleza y dignidad para enfrentarlos. No es cerrazón, es dignidad. No quiere volver a endeudar a la Argentina, que es todo lo que estos personajes que opinan en ese coloquio quieren volver a hacer”, agregó De Vido. En una encuesta realizada en el evento, casi la mitad de los empresarios relevados consideró necesario volver a endeudarse con organismos internacionales para mejorar la competitividad de la economía (ver aparte). “Dicen que el diagnóstico fue pesimista de todos ellos, porque para la mayor parte (de los consultados) la próxima administración deberá cambiar drásticamente la política económica. Nos anuncian el ajuste compañeros, por eso tenemos que trabajar más que nunca este año, más gestión que nunca para garantizar, para consolidar el modelo”, concluyó De Vido.

Con esa intención propuesta por el ministro, un grupo interdisciplinario que integra la Convocatoria Económica y Social reunió ayer en el Teatro Melany, en pleno corazón de Mar del Plata, a unas 300 personas entre militantes, empresarios, emprendedores y dirigentes, quienes debatieron cuestiones relacionadas con la política económica y social. La Contracumbre comenzó alrededor de las 15, se extendió hasta las 18.30 y tuvo como consigna central “Ideas para una Política Soberana”. Se realizaron tres mesas de trabajo, mientras que del acto central participaron el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, y los diputados nacionales Carlos Raimundi, Héctor Recalde y Juan Carlos Junio. “Estamos porque el tema a debatir en el futuro es el trabajo, que era uno de los propósitos que tenía Néstor Kirchner cuando nos decía que creando empleo se erradica la pobreza”, sostuvo Tomada. “Nosotros estamos listos para el debate, tenemos propuestas y estamos movilizados en defensa de este proyecto nacional y popular que ha crecido con el kirchnerismo”, agregó el ministro.

“Nosotros queremos debatir, de cara a la opinión pública y ante los medios de comunicación, los grandes temas económicos del país. Creemos en un modelo de país y ellos creen en otro modelo de país”, sentenció el diputado Junio. “Esta es una convocatoria que integra a pequeñas empresas, consumidores, usuarios, productores primarios, microempresas, economistas e intelectuales”, resaltó Recalde durante el evento que propuso la Confederación General Económica.

La convocatoria reunió a varios representantes de la pequeña y mediana empresa, algo difícil de encontrar en el Coloquio que se realiza en el Sheraton. “Estar del lado del pueblo”, fue la consigna general de la Convocatoria. Como cierre del encuentro, se leyó un documento colectivo que defendió la aplicación de la Ley de Regulación de las Relaciones de Producción y Consumo, tal como la Convocatoria realizó el martes último en el Palacio de Tribunales y a la que apunta IDEA.

(Página 12)