domingo, 26 de octubre de 2014

GANÓ DILMA EN BRASIL

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, fue reelecta en segunda vuelta, al retador socialdemócrata Aécio Neves, con 51,45 contra 48,55 por ciento de los votos válidos, según datos oficiales.

La diferencia entre los votos absolutos obtenidos por ambos contendientes se hizo irreversible una vez que se cumplió 98 por ciento del escrutinio, de acuerdo con lo publicado por el Tribunal Superior Electoral (TSE) en su sitio web.

UNA LARGA CAMPAÑA

Rousseff ya había logrado un importante triunfo en las urnas el pasado 5 de octubre, cuando se impuso a Neves y a la ambientalista Marina Silva con el 41,59 por ciento de los votos válidos. No obstante, la victoria en primera vuelta no le aseguró una campaña cómoda de cara al balotaje.

La mandataria transitó el camino hacia la reelección bajo la sombra de las denuncias de corrupción en la petrolera estatal Petrobras fogoneadas desde los medios de comunicación concentrados y las críticas a su política económica. En ese marco, el triunfo de Dilma significa otra batalla ganada por la izquierda brasileña nucleada en torno al PT.

Esta mañana, poco antes de acudir al colegio electoral, Rousseff participó en un desayuno en el que reconoció que la campaña electoral de este año, tanto para la primera vuelta del 5 de octubre como para el balotaje de hoy, "fue diferente" y tuvo "momentos lamentables, en los que el nivel no fue muy alto".

"Tuvo momentos lamentables, formas de trato indebidas y creo que eso fue rechazado por la población. Creo que a la población no le gustó", comentó Rousseff, quien precisó, no obstante, que no toda la campaña estuvo marcada "por el bajo nivel". La mandataria y candidata por el Partido de los Trabajadores (PT) emitió su voto en su natal Porto Alegre.

Los brasileños elegieron hoy presidente para gobernar los próximos cuatro años, mientras que Acre, Amazonas, Amapá, Rondonia, Pará, Mato Grosso do Sul, Goiás, Ceará, Rio Grande do Sul, Paraíba, Rio de Janeiro, Rio Grande do Sul y el Distrito Federal, también eligieron sus gobernadores en ballotage.

LULA: "DILMA TIENE A SU LADO UNA GRAN PARTE DE LA SOCIEDAD"

El ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva votó esta mañana en la escuela José Firmino Correia de Araujo, del barrio São Bernardo do Campo, en San Pablo, y sostuvo que la elección es "la consagración de un día más de vida y la consolidación de la democracia. El resultado de las urnas es el deseo de la población".

PERFIL DE LA PRESIDENTA

Dilma Rousseff de 66 años, es economista egresada de la Universidad Federal de Río Grande do Sul (UFRGS), tiene una hija y un nieto. Fue reelegida hoy (26), junto con el vicepresidente Michel Temer (PMDB), con el apoyo de la coalición formada por el PT, PMDB, PDT, PCdoB, PR, PP, PRB, pros y PSD.

La hija de un inmigrante búlgaro y una maestra de escuela en el interior de Río de Janeiro, Dilma y su familia vivían en Belo Horizonte, capital de Minas Gerais, hasta 1970, donde se unió a organizaciones de izquierda, como el Comando de Liberación Nacional (Colina) y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Vanguard Palmares ( VAR-Palmares). Fue detenida por la dictadura militar en 1970 y pasó casi tres años en la prisión de Tiradentes, en São Paulo, donde fue torturada.

En 1973, se mudó a Porto Alegre, donde construyó su carrera política. En la capital del estado, Dilma se dedicó a hacer campaña por la amnistía en el fin del régimen militar, y ayudó a fundar el PDT en el estado. En 1986, asumió su primer cargo político, el comando de la Secretaria de Hacienda de Porto Alegre, invitada por el entonces alcalde Alceo collar.

Con la democratización, Rousseff participó en la campaña de Brizola a la presidencia en 1989. En la segunda vuelta, apoyó al entonces candidato Luiz Inácio Lula da Silva (PT). En 1993, Rousseff se hizo cargo del Departamento de Energía, Minas y Comunicaciones de Rio Grande do Sul, un cargo que ocupó en los gobiernos de Alceo Collar (PDT) y Dutra (PT).

En 2000, Rousseff se unió a la más PT y en 2002 fue invitada a componer el equipo de transición entre los gobiernos de Fernando Henrique Cardoso y Luiz Inácio Lula da Silva. Cuando Lula asumió el poder en enero de 2003, Rousseff fue nombrada Ministra de Minas y Energía, donde lideró el rediseño del marco regulatorio para el sector. En 2005, en el primer Lula, Rousseff asumió el cargo de jefa de la Casa Civil, hasta ahora responsable de proyectos como el Programa de Aceleración del Crecimiento (PAC) y la Minha Casa, Minha Vida.

Dilma dejó la Casa Civil en abril de 2010 y en junio de ese mismo año, tuvo su candidatura a la Presidencia de la República oficial. Ganó su primera elección en la segunda vuelta contra el candidato del PSDB, José Serra, con más de 56 millones de votos.

En un gobierno de continuidad, Dilma ha mantenido y ampliado los programas sociales de Lula y las iniciativas implementadas que llevaron a la reducción de la pobreza, el hambre y la desigualdad. Creó el Programa Nacional de Acceso a la Enseñanza Técnica y Empleo (Pronatec) y el aumento de programas de emprendimiento. También está en marcha un programa de subvenciones para la construcción de infraestructura y la logística, muchos de ellos vinculados a la consecución de la Copa del Mundo. En un gobierno marcado por episodios de corrupción, Rousseff seis ministros dimitieron en diez meses en 2011. Reelegida presidenta, ahora deberá  también enfrentar problemas con la economía, una disminución en el ritmo de crecimiento del país y el aumento de la inflación.