martes, 21 de octubre de 2014

LA DICTADURA ARGENTINA ASESINÓ EN ESPAÑA

El periodista Danilo Albin, que difundió los nexos entre la dictadura argentina y el gobierno español también denunció el asesinato de una madre de desaparecidos en España.

Albin habló de un documental que hizo “sobre una madre argentina que tenía un hijo desaparecido, Noemí Gianotti de Molfin, quien fue secuestrada en 1980 en Lima,y luego fue trasladada por dos agentes a Madrid, donde la terminan asesinando en un apart hotel”.

“La dictadura monta este operativo para hacer creer que era mentira lo de los desaparecidos, que estaban muy bien viviendo en España, y que se mataban entre ellos”, manifestó el investigador.

EL NEXO ECONÓMICO

El periodista del diario español Público, Danilo Albin, que difundió la existencia de nexos entre la dictadura argentina del '70 y el gobierno español, resaltó que esa colaboración se generó “en la España post franquista, democrática” y que “los documentos de la época, muchos de carácter reservado” lo demuestran.

El periodista del diario español Público aseguró que "los documentos de la época, muchos de carácter reservado” demuestran la conexión económica entre los dos países. E informó que fue "el rey Juan Carlos el encargado de facilitar acuerdos” entre el gobierno de Adolfo Suárez y los dictadores argentinos.

La investigación periodística informó que existen archivos que “demuestran que el rey Juan Carlos fue el encargado de facilitar acuerdos” entre el gobierno de Adolfo Suárez y los dictadores argentinos.

Albin, quien realizó la investigación, dijo hoy en declaraciones a Radio Nacional que “la España de la transición y la Argentina de (Jorge Rafael) Videla tuvieron relaciones muy estrechas que sirvieron para que el dictador pudiera cobrar aires, con Franco ya muerto, el rey Juan Carlos que había sido declarado como heredero estaba activo, y había un gobierno, el de Adolfo Suárez, elegido por las urnas, que también colaboró con la dictadura en la Argentina”.

El periodista indicó que “todo se remonta a cuando el general Leandro Enrique Anaya asume como embajador de Argentina en España, y es recibido por el rey, quien le adelanta que habrá muy buena acogida a su gestión, y a la visita que hará (el ex ministro de Economía) José Alfredo Martínez de Hoz. Le dice que todo va a ir muy bien, y luego así fue, al punto que Martínez de Hoz se reúne con los representantes más selectos, incluyendo banqueros”.

“Luego viajan a Argentina y se les otorga préstamos y figuran en documentos que fueron catalogados como muy confidenciales, y se mantuvieron en secreto hasta ayer”, dijo Albin.

Afirmó que “previo al golpe había un vínculo con el embajador Gregorio Marañón Moya, un hombre muy franquista, que mantuvo relaciones muy estrechas con la dictadura, y era muy afín a la ideología que encarnaba el régimen argentino”.

Consultado sobre qué préstamos se realizaron o qué bancos españoles ayudaron a la dictadura argentina, Albin que “hubo diferentes participantes, uno de los centrales es el ya desaparecido Banco Central Español, el Santander de España es otro lugar interesante para poder mirar, y luego, la estructura propia del Estado español como lo que fue entonces el Ministerio de Comercio; y el Banco Exterior de España”.

El periodista indicó que desde que se difundió el trabajo “en España nadie aclaró nada”.


“Estamos acostumbrados a esto. De hecho, las víctimas del franquismo han tenido a que ir a Argentina a hacer denuncias al juzgado de Servini de Cubría porque aquí, en España, todavía para ellos, no hay justicia”, finalizó Albin.

(Radio Nacioanal - Programa "A cara lavada")