jueves, 27 de noviembre de 2014

MILES DE JÓVENES PIDIERON POR LOS NORMALISTAS EN EL OBELISCO

Militantes de distintas organizaciones políticas como  la agrupación radical Los Irrompibles, Unidos y Organizados y la izquierda independiente se movilizaron al Obelisco porteño, al cumplirse dos meses de la desaparición de 43 estudiantes mexicanos.




Bajo la consigna "En la Patria Grande nunca más" miles de jóvenes se reunieron dejando de lado diferencias político partidarias, para que unidos "el reclamo cobre más fuerza".

Los militantes colocaron 43 bancos de escuela vacíos, con dibujos que retrataban los rostros de cada estudiante normalista de México, en pedido de justicia, y en repudio a las desapariciones por parte del Estado y los carteles narco.

Banderas de las distintas agrupaciones políticas y universitarias cubrieron la plazoleta del obelisco y rodearon la enorme pancarta dispuesta en el suelo donde se leía: “Todos somos Ayotzianapa, justicia por los 43 normalizadores”. Debajo, las fotografías de los jóvenes mexicanos desaparecidos con la frase “En la Patria Grande nunca más”.

Pasadas las 17.30 comenzó una radio abierta, donde uno de las militantes leyó un documento que repaso los hechos ocurridos en el Estado de Guerrero y criticó al presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, que ocupa la presidencia pro témpore de la Alianza del Pacífico, el bloque de libre comercio conformado por Chile, Colombia, México y Perú bajo influencia de los Estados Unidos.

El documento finalizó con el pedido de justicia y "solidaridad con las familias y el pueblo mexicano" en tanto resaltó que lo sucedido "No es un hecho aislado".


Miles de jóvenes se movilizaron para pedir justicia por los 43 estudiantes mexicanos desaparecidos


En la misma linea, la militante María Altieri, de la Corriente Universitaria Protagonismo Popular (CUPP) compartió la carta de la investigadora y escritora, Stella Calloni, en donde manifestó que "lo que sucede en México es un forma encubierta de terrorismo de Estado", por lo que agregó: "Debemos decir nunca más".

En su carta Calloni expresa: "Es el futuro de nuestra región el que se juega en estas horas", al tiempo que pide “ni un día más de impunidad en México”. Mientras, un cartel, sostenido por un militante, con la consigna “Justicia y verdad” recorría la plazoleta.

Por su parte el militante de Los Irrompibles, Rodrigo Rubino, en dialogo con Télam, explicó que vinieron a protestar porque “no puede ser que el poder de turno te desparezca, te mate”, en referencia a lo sucedido con los 43 alumnos de la escuela normal rural de Ayotzinapa que desaparecieron el 26 de septiembre en el municipio guerrerense Iguala.

Esa noche, policías de Iguala y del cercano municipio Cocula, junto a miembros de la organización criminal Guerreros Unidos, atacaron a un grupo de estudiantes y otro de futbolistas juveniles, y dejaron seis muertos y 25 heridos. Además, detuvieron a los 43 estudiantes, a los que se presume que asesinaron.

En relación a esto, el militante de la Cámpora, Julian Eyzaguirre, manifestó que tras cumplirse “dos meses de la desaparición de los normalistas”, decidieron “generar un acto de juventud, donde no solo este representado el kirchnerismo, sino otras fuerzas políticas”.

La idea fue organizar un “movimiento de juventud que se solidarice con el pueblo mexicano” y lograr “un pronunciamiento a nivel federal”, al tiempo que enumeró las provincias en las cuales se desarrollaron actividades similares para conmemorar a los estudiantes normalistas.

Asimismo, marcó que la militancia tiene “ánimos de concientizar, y mostrar una foto amplia de diferentes fuerzas políticas, preocupadas y comprometidas con lo que pasa en Latinoamérica, por eso convocamos bajo el lema “En la patria grande nunca mas”.

En la misma linea, el militante de Partido Comunista Congreso Extraordinario, (Pcce) Leandro Lachener, explicó a Télam que “nos juntamos en el marco de una convocatoria plural, a partir de este hecho terrible” que tiene que ver con las “políticas neoliberales instaladas en México y que tiene relaciones con los carteles del narcotrafico”.

Patricio Liddle, militante de Nuevo Encuentro, resaltó que los desparecidos en México “son pibes de nuestra edad”, y señaló que eran normalistas “que cumplen una función social muy importante” en la contención de los jóvenes de los sectores más pobres.


La jornada finalizó con el encendido de 43 velas y un minuto de silencio en pedido de justicia y con el grito: “43 jóvenes estudiantes desaparecidos presentes, ahora y siempre".