martes, 18 de noviembre de 2014

NUEVO JUICIO POR CRÍMENES DE LESA EN CAMPO DE MAYO

El Tribunal Oral Federal 1 de San Martín iniciará un nuevo juicio oral y público por delitos cometidos en la localidad de Campana, en el que están imputados dos miembros de Prefectura Naval y un médico.

Se trata de la causa caratulada "Schaller, Carlos José Ramón, y otros s/ allanamiento ilegal, privación ilegal de la libertad, imposición de tormentos en perjuicio de Marta Querejeta", secuestrada el 5 de diciembre de 1974, cuando tení­a 17 años y estaba embarazada de dos meses.

Los imputados son el ex jefe de Prefectura Naval de Campana, Carlos José Ramón Shaller, el ex oficial Oscar Rubén Montagano, y el médico Carlos Quetglas.

"Después de 40 años, esta instancia no se puede llamar justicia, es más bien la forma en que se llega y lo que se puede hacer por lo menos para poder contarlo", afirmó Querejeta en declaraciones a Télam antes del comienzo del juicio.

El Tribunal integrado por Héctor Sagretti, Marta Milloc y Diego Barroetaveña comenzará a las 9.30 la primera audiencia en la sede tribunalicia ubicada en Carlos Villate 2121 de Olivos.

Los imputados son el ex jefe de Prefectura Naval de Campana, Carlos José Ramón Shaller, el ex oficial Oscar Rubén Montagano, y el médico Carlos Quetglas

Marta Querejeta fue secuestrada por un grupo fuertemente armado vestido de civil que llegó en un Ford Falcon a su domicilio del partido bonaerense de Campana y la trasadó a la Prefectura Naval Campana, donde fue recibida por Shaller, por entonces Jefe de la sede.

Según el expediente, Shaller, Zibell y Montagano comenzaron a interrogarla por su militancia en el Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT), marcando el comienzo de los tormentos que recibió durante su cautiverio.

Querejeta no pudo precisar la cantidad de días que estuvo secuestrada en tres destinos diferentes sufriendo golpes, tormentos, simulacros de fusilamiento y picana eléctrica hasta que fue entregada a su padre por Shaller, quien le indicó que llevara a su hija al doctor Carlos Quetglas, un prestigioso médico de Campana que no la revisó pese al estado en que se encontraba como consecuencia de los golpes y las torturas.

El embarazo de Querejeta continuó y pudo dar a luz a un varón en plena dictadura cívico militar en el mismo distrito bonaerense.

"Fue muy difícil, pero seguí estudiando, me recibí de docente y aunque no se podía militar, de a poco comencé a trabajar con organismos de derechos humanos locales" relató la sobreviviente.

El juicio es el duodécimo que se realiza en el marco de la megacausa Campo de Mayo y el TOF1 es el mismo que en el juicio por la desaparición de 31 trabajadores de la zona norte -en octubre pasado-, condenó a seis represores y absolvió a tres ex prefectos, tras anular una prueba testimonial de los años '80.

Campo de Mayo abarca cerca de una decena de partidos de Buenos Aires: San Miguel, Vicente López, Tres de Febrero, Pilar, Escobar, Tigre, San Fernando, General San Martí­n, Exaltación de la Cruz, Zárate, Campana y San Isidro.

El control de todas las áreas recayó en el Comando de Institutos Militares, al mando de Riveros desde septiembre de 1975 hasta los primeros meses de 1979.

Según relevamientos realizados por organismos de derechos humanos, se calcula que entre las localidades de Zárate y Campana desaparecieron 146 personas entre 1974 y 1983, y doce antes del golpe cívico militar.

(Télam)