miércoles, 3 de diciembre de 2014

DEBORAH GIORGI: "EL MERCADO BENEFICIA AL QUE TIENE MÁS PODER"

La ministra de Industria refutó los dichos del ejecutivo de la multinacional Luis Betnaza y recordó que cuando predominó la teoría del derrame a la industria argentina le fue mal.

Leandro Renou

La ministra de Industria, Débora Giorgi, sorprendió ayer en la apertura de la Conferencia Industrial de la UIA en Pilar. Dejó de lado el típico rictus técnico de sus exposiciones y salió a cruzar sin eufemismos al representante de Techint en la entidad fabril, Luis Betnaza. "¿Más mercado y menos Estado? Voy a apelar a la memoria", afirmó y detalló que ese tipo de modelos condujeron a una retracción del 18% del Producto entre 1979 y 1982; del 15% entre el 83 y el 91; y del 27% entre 1992 y 2002". Así, la funcionaria mostró su "profundo desacuerdo" con Betnaza, que la semana pasada en el marco de una reunión del Foro de Convergencia Empresarial,  habló de un mediano plazo en el cual, inexorablemente, el mercado le terminaría torciendo la mano al Estado.

"Cada vez los shocks eran más cortos, más intensos. No había medidas antidumping, sino que hablen los productores de pollos, chanchos, los del calzado", siguió la ministra, ante la atenta mirada del propio Betnaza, encargado de coordinar el panel siguiente, en el que expuso el titular de YPF, Miguel Galuccio. Con el clima enrarecido por semejante posición en rodeo ajeno, el referente de Techint aclaró, una vez concluida la charla de la funcionaria, que él no dijo lo que dijo. Lo hizo cuando Giorgi ya había abandonado el salón. "No quería perder la oportunidad de explicar mis razones", apuntó en declaraciones a este diario y agregó que "lo que yo dije es que hoy, en la sociedad actual, no está más ese debate de Estado o Mercado. Tengo exegetas que se equivocan". Minutos antes, frente al auditorio de la Conferencia, el empresario se entusiasmó en la desmentida y parafraseó  al ex diplomático y canciller alemán Willy Brandt, quien hablaba de "tanto Estado como sea necesario y tanto mercado como sea posible".

En medio de una maraña de cifras sobre la actividad, con un período de comparación difícil de valorar hoy (el año 2008), Giorgi fue directa al mencionar que "la fuerza libre del mercado sólo beneficia al que en ese momento tiene más poder en el mercado". Asimismo, manifestó que "los mercados perfectos sólo existen en los libros". La posición de Betnaza había sido cuestionada incluso desde el riñón de la UIA. "En la Argentina conduce la política, se puede plantear, sugerir, pero no intentar imponer decisiones", aseveró el Vasco José Ignacio De Mendiguren en declaraciones a FM Palermo. Y agregó que "no se puede pensar e insistir con esa idea de que el
Estado sólo debe dedicarse a la seguridad y porciones mínimas, podemos discutir el grado, pero el Estado debe estar presente en la economía, regulando intereses y armonizando a los distintos sectores".  En la misma línea, el vice de la UIA y directivo de Celulosa Argentina, José Urtubey, se metió ayer en el debate y dijo a este diario que "en Latinoamérica, y Argentina no está ajena de esto, se necesita una fuerte presencia del Estado, articulando ese poder con el resto de los actores. Pero ya no está en discusión el rol del Estado". Giorgi vinculó, en este marco, el rol estatal como guía de planificación y los resultados que eso generó en las ganancias y mejoras de la actividad en la industria. "Es extraño –señaló–, porque con un Estado presente, en 10 años duplicamos nuestra industria y fortalecimos nuestra economía, y cuando no lo estuvo, las condiciones para los negocios desaparecieron, junto con parte de la riqueza de los argentinos".

Ante el tradicional auditorio de empresarios reunidos en su Conferencia anual, Giorgi precisó que en la comparación de los primeros ocho meses de 2008 respecto a igual período de 2014 la industria argentina está casi 13% por encima, algo que ocurrió en el contexto de un mundo complejo a pesar del cual se registró "un crecimiento histórico inédito". Previo a la participación de la ministra, el presidente de la Conferencia, Rubén Abete, consideró que la inversión privada "resulta clave en los próximos cinco años", pero aclaró que "una inversión de calidad cuesta amortizar, necesita tiempo de maduración, de ahí la relevancia de las políticas de Estado. Como sociedad debemos construir los puentes hacia el futuro, si no hay previsión no hay inversión". "Para los industriales son necesarias políticas que traspasen los gobiernos de turno, y es condición sine qua non para minimizar incertidumbres y potenciar las fortalezas", dijo el empresario, que además es neurocirujano y titular de la Cámara de Laboratorios CILFA. En el panel de apertura debió estar el gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, que por estar con actividades en Brasil, confirmó que asistirá a la Conferencia de hoy cuyo cierre estará a cargo de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.