lunes, 1 de diciembre de 2014

EL DOCUMENTAL PERONISTA TENÍA AUTOR

Tras el hallazgo de un documental anónimo presentado por el cineasta Fernando Martín Peña en su programa Filmoteca, se conoció que el autor era el periodista y dramaturgo Walter Operto.

La Televisión Pública, puso al aire un cortometraje cuyo título es "San Perón". Como la película no tiene créditos, se desconocía la identidad de sus realizadores. Se sabía por el contenido del mismo, que se habría filmado en 1973, antes de la elecciones que llevó a Héctor J. Cámpora a la presidencia de la Nación. Con la difusión del corto, a los pocos días se conoció que el periodista y dramaturgo Walter Operto fue el autor de la idea y quien realizó la entrevista a la persona que sale en el film.

La realización muestra a una mujer, Norma Teresa Cuevas de Aresta, una joven madre de 37 años que no duda en decir que era peronista y esperaba que el nuevo gobierno le diera la posibilidad de un presente mejor para ella y sus 17 hijos. 

LA ENTREVISTA DE VÍCTOR HUGO MORALES A WALTER OPERTO

En la edición de hoy del programa La Mañana que se emite por Radio Continental, su conductor Víctor Hugo Morales entrevistó a Walter Operto quien dio detalles sobre el corto. Reproducimos a continuación la entrevista:

-Es extraordinario saludarlo Walter, muy buenos días.

-Es doblemente extraordinario estar con ustedes, Víctor Hugo. Soy un oyente de todas las mañanas, pero justo esta mañana estuve ausente. Se me llenó el teléfono celular (con llamados) de amigos, "te están buscando, te están buscando, por el tema del video". Realmente fue un hallazgo emocionante y agradezco a Carlos Müller como a Fernando Martín Peña que lo pasaron por Filmoteca. Hay una cosa muy linda y rotunda que dijo Peña al final de la exhibición del corto "quién no se conmueve con esto, es porque está muerto."

-Eso es absolutamente cierto. ¿Cómo fue su historia, cómo es que conocía a esta señora Norma?

Yo trabajaba en la revista Así, en la editorial Sarmiento, la editorial de Héctor Ricardo García, un gigante del periodismo argentino. Había conocido a esta mujer en una búsqueda de historias de vidas que yo hacía por esos años, los años setenta, para la revista. La conocía a Norma, a sus hijos, su vida sacrificada pero digna, dignísima, no recuerdo si esto fue en San Martín o Florencio Varela. La conocía a ella y cuando llega la época de lo que nosotros llamamos "la primavera camporista" asume la dirección de Canal 7 otro gran compañero y artista, el director de teatro Juan Carlos Gené. Él invita a compañeros que estábamos trabajando, como Héctor Aure y un emblemático de aquella época como Oscar Rovito. Nos invita a participar, quería el cambio de pantalla del canal, una pantalla que respondiera a las expectativas que se abrían después de la dictadura militar, de un país mejor, más justo, más igual.

En ese tiempo, me parecía que las historias de estas vidas sacrificadas eran ejemplares. Eran ejemplos que podían ocupar con dignidad la pantalla de Canal 7. Así fue como le di una serie de ideas de historias de vidas populares a Gené. Él eligió esta primera historia, la de la madre de 17 hijos, creo que el camino fue así: se la dio a Aure que formaba parte del equipo de Canal 7. Yo militaba, no en la agrupación "Podestá" como lo hacían Aure y Gené, pero también militaba en el campo de la cultura popular con otros compañeros, y lo conocía a Juan Carlos por el teatro porque también soy teatrista. Así que le llevé esa idea, lo entusiasmó y lo pusimos en marcha. Lo hicimos, fueron dos o tres días que acompañamos, desde el amanecer hasta el atardecer, la vida de esta familia, de los Aresta y tomamos su testimonio en primera persona. Ella es la gran autora de ese video, nosotros fuimos de alguna manera sus puentes.

El hallazgo, después de 41 años, para mí también fue una gran sorpresa, porque siempre recordaba ese material... Bueno, esto está saliendo un poquito desordenado porque todavía mantengo la emoción del hallazgo y lo que significó para nosotros como generación, para mí en particular como periodista, y creo que esto lo comparte también Héctor Aure. Haberse recuperado ese testimonio tan grande, tan enorme de esta mujer, que debería estar en el museo latinoamericano que no hace mucho inauguró nuestra presidenta, porque desde su humildad tiene la estatura también de una de las gigantes que lucharon por liberación y por la dignidad en Latinoamérica. Ojalá que Norma Teresa Cuevas de Aresta pueda encontrar un lugarcito, en ese museo.

-¿Sabe que ella murió cinco años después de la nota?

-Sí, lo sentí muchísimo porque yo soñaba con una foto de todos nosotros, con ella y sus hijos viviendo un tiempo distinto a aquél. Para aquellos que lo hayan visto (al docuemtal), les digo que iba a tener una segunda etapa. Hablé con el secretario de la gobernación, del gobernador electo de Entre Ríos en el ´73, y le comuniqué que acá en el Gran Buenos Aires estaba esta familia que vivía del cirujeo, pero que ellos soñaban con fábricas y con tierras para trabajarla. Recuerdo que el gobernador en ese momento tuvo la voluntad de ir a buscarlos y les ofreció tierras para que la trabajen. Así que la segunda parte de este video que quedó inconcluso iba a ser la de ellos dignificados por el trabajo en la tierra, en Entre Ríos.

-Ellos se fueron a Entre Ríos, allí tuvieron su casa, Perón les dió su casa, según nos contaba el hijo...

-Ah, me emociona enormemente, porque yo desconocía si el gobernador (Enrique Tomás Cresto) había cumplido con esa promesa.

-Se criaron muy bien los hijos, después tuvieron un hijo más, llegó a 18 y de los cuales fallecieron tres. Están distribuidos entre Buenos Aires, Quilmes y muchos de ellos en la provincia de Entre Ríos.

-Y otro creo que está en Campana...

-Mire que uno se va curtiendo de ver cosas, como le habrá pasado a usted Walter. No hace mucho volví a leer, seguramente también la había leído en su momento, porque era consumidor de todo lo que hacía el gran Héctor Ricardo García, la revista Así. Me pasaba en Crónica cuando venía de Colonia a aquí. Pero, reencontré su nota de cómo mataron a El Ché, hace no demasiado tiempo, la tengo bastante fresca, hará dos años, tres años, pero no me había quedado el nombre suyo. Cuando hoy, con rapidez mi compañero Jorge Elías al nombrarlo hace esa referencia, tengo de esa cobertura que usted había realizado un recuerdo verdaderamente extraordinario, así que me halaga mucho que haya dicho que escucha La Mañana y ver que su sensibilidad camina, porque mire que casualidad, la nota a Norma la muestra a ella como una mujer especial.

Así que me siento muy robustecido, ha sido una gran mañana gracias a ese reencuentro con un material fílmico que es excepcional, lo van a ver seguramente un par de millones de personas a medida que esto corra. Yo quiero hacer mi programa de Bajada de Línea del domingo en base a todo esto, quizás lo molesten para hacer alguna notita, sé que no va a ser una molestia. Estoy cerrando un programa que me ha dado muchísima felicidad. Le agradezco y renuevo la admiración de lo que conozco de usted, seguramente habré conocido más cosas suyas que ahora no recuerdo,  más que lo de la muerte del Che y ahora este trabajo. Haber detectado a esa mujer, haber sabido lo que había detrás de esa mujer, lo que era ella, su historia y cómo era capaz de contarla, un personaje gigante para una película documental.

-Así es Víctor Hugo, yo pienso de la misma manera, en nuestra profesión siempre hablamos de si somos militantes o no somos militantes, si somos objetivos o somos subjetivos... pero fundamentalmente somos seres humanos los periodistas y no podemos ocultar en ningún lugar de nuestro cuerpo la sensibilidad. Es decir, un periodista no sensible parafraseando a Martín Peña creo que es un muerto.

-¿Está en actividad actualmente Walter?

-Estuve en actividad hasta no hace mucho tiempo, pero digo que sí, y que ahora soy más independiente que nunca a través de las redes sociales, con twitter y facebook. Siempre fui un periodista muy independiente por eso trabajé en la revista Así, también trabajé en Télam y ahí me sentí muy independiente también. En el único lugar donde los periodistas dejan de ser independientes, está lleno de ejemplos, suele ser en las empresas privadas. Parece una contradicción, pero no lo es.

-Es así, no lo dude, es así. En cualquier empresa privada de periodismo las cosas caminan por el cordón por donde camina el criterio de sus intereses. Bueno, un gran abrazo Walter.

-Un gran abrazo Víctor, para mí es una gran emoción tener este diálogo. Le doy un mensaje final, lo esperan en el Centro Cultural El Solar de las Artes de la ciudad de Santa Fe.

-Ahí iré con mucho gusto, seguramente vamos a hablar durante la semana así me lo pasa bien en limpio.

-Son unos amigos de Santa Fe que se enteraron de la posibilidad de que tuviéramos este diálogo y me pidieron que por favor le comunicara eso.


-Bueno, ya con su gestión está dado el sí, sea como sea. Así que le mando un gran abrazo.


(eh! Agenda Urbana)


Ver video