lunes, 15 de diciembre de 2014

INVESTIGARÁN A LOS JUECES DE LA TRAGEDIA DE ECOS

Después de que la causa se hubiera cerrado sin culpables, el gobierno santafesino anunció que impulsará la investigación de todos los jueces que intervinieron en el expediente. 

El gobierno de Santa Fe impulsará una investigación de todos los jueces que intervinieron en la causa por la tragedia del colegio Ecos. Así lo anunció el ministro de Justicia provincial, Juan Lewis, quien sostuvo que la administración judicial provincial “no estuvo a la altura de las circunstancias” en este caso. La decisión fue tomada luego de que la Justicia sobreseyera el martes pasado al chofer que conducía el micro en el que en 2006 murieron nueve alumnos y una profesora.

“Por pedido del propio gobernador Antonio Bonfatti, el Ejecutivo provincial solicitará al procurador general de la Corte santafesina, Jorge Barraguirre, que inicie una investigación de todos los jueces, de primera y segunda instancia, que intervinieron en la causa”, explicó el titular de la cartera de Justicia.

El funcionario señaló que “hemos mantenido contactos con los familiares de los alumnos que perdieron la vida y consideramos que la administración de justicia provincial no estuvo a la altura de las circunstancias”. “Fue una vergüenza y el cúmulo de irregularidades a lo largo de toda la causa es asombroso”, aseguró Lewis.

El martes, el chofer que conducía el micro en el que en 2006 murieron nueve alumnos y una profesora del colegio Ecos fue sobreseído porque la causa prescribió. La Cámara de Apelaciones en lo Penal de la ciudad santafesina de Rafaela resolvió, por dos votos a uno, revocar la condena de dos años y medio de prisión en suspenso contra Oscar Eduardo Atamañuk, por haberse “operado la extinción de la acción penal por prescripción”. Sin embargo, en la acción civil, condenó al conductor.

Los familiares de las víctimas expresaron su indignación por la decisión, al entender que la prescripción fue consecuencia de una serie de errores, irregularidades y retrasos en el proceso judicial por parte de la Justicia santafesina. Además, advirtieron que iniciarían juicio político a los magistrados responsables.

Sergio Levin, padre de Lucas, uno de los estudiantes que perdieron la vida en la tragedia, afirmó ayer a este diario que “la decisión es muy atinada. Escucharon lo que dijimos en los medios toda la semana pasada. La expectativa es que den vuelta la causa, porque el chofer del micro pudo haber evitado el accidente”.

“Ya pedimos una reunión con el ministro y seguramente esta semana nos vamos a juntar. Desde que la cámara de Rafaela tuvo la causa parada un año, en 2011, luego de que el juez Palud hubiera fallado sin haberle tomado declaración al imputado, el ministro hablaba de empezar una investigación”, comentó Levin.

La tragedia del colegio Ecos ocurrió el 8 de octubre de 2006 cuando estudiantes del establecimiento educativo del barrio porteño de Villa Urquiza regresaban a Buenos Aires, luego de un viaje a la escuelita El Paraisal, en Chaco, a la cual apadrinaban.

El micro, que trasladaba a alumnos, docentes y directivos del colegio chocó frontalmente en la ruta nacional 11, a la altura de la localidad santafesina de Margarita, contra un camión de la empresa Sarita.

Según el expediente judicial, el camión circulaba en zigzag a la altura de la localidad santafesina de Margarita porque su conductor, Angel Soto, se encontraba altamente alcoholizado. Además de los alumnos y la profesora, él y un acompañante murieron por el impacto.