lunes, 15 de diciembre de 2014

REPUDIO A MASSA POR SUS DICHOS SOBRE LOS DERECHOS HUMANOS

“Yo creo que la Argentina tiene que cerrar la etapa de derechos humanos”, afirmó el candidato a presidente del Frente Renovador, Sergio Massa, y desató un vendaval de respuestas de repudio. 

Le respondió la mayoría de los presidenciables del Frente para la Victoria. “Son la peor derecha”, consideró el ministro de Defensa, Agustín Rossi, sobre Massa y Mauricio Macri, que también había cuestionado las políticas oficiales en derechos humanos. “El compromiso con la verdad y la justicia no se clausura”, sostuvo el gobernador bonaerense Daniel Scioli. “Desean impunidad”, sostuvo el ministro del Interior, Florencio Randazzo. En tanto, el titular de la Cámara baja, Julián Domínguez, afirmó: “Si ganan Macri y Massa, van a liberar a todos los dictadores y anular los juicios”.

El diputado opositor hizo su afirmación consultado sobre una frase de Macri, quien había dicho que con él como presidente se iba “a terminar el curro en derechos humanos”, en referencia al caso que involucra a los hermanos Schoklender en el presunto desvío de fondos públicos para viviendas. Para clarificar, el subsecretario de Derechos Humanos porteño, Claudio Avruj, había agregado que la política de derechos humanos de un eventual gobierno nacional del PRO se basará en “la reconciliación entre víctimas y victimarios”.

Días después de la frase de Macri, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner señaló: “No hay que enojarse con los que quieren tratar peyorativamente la política de derechos humanos, sino sentir pena y recordar que muchos de ellos tuvieron que ver como civiles”. La mandataria invitó a todos los candidatos a contarle a la ciudadanía “cuál va a ser la política de derechos humanos del siguiente gobierno”.

Massa se refirió al tema en una entrevista publicada ayer por el Tribuno de Salta. “Yo creo que la Argentina tiene que cerrar la etapa de derechos humanos, pero no podemos dejar de mirar que en el país hubo treinta mil desaparecidos –dijo el ex intendente de Tigre–. Me parece que lo que el Gobierno se olvidó es que hay nuevos derechos humanos. Las víctimas de la inseguridad tienen derechos humanos, los chicos que son víctimas de las adicciones tienen derechos humanos, las comunidades como Tartagal, que no tienen agua, tienen derechos humanos, los jóvenes que no tienen casa tienen derechos humanos. El Gobierno pone sobre la mesa algunos derechos humanos pero se olvida de los derechos humanos que no puede resolver.”

Más tarde, Massa intentó rectificarse y afirmó que lo que busca es “cerrar bien la etapa de derechos humanos”. Pero ya era tarde. Las principales espadas del kirchnerismo ya estaban desenvainadas.

“Quien no defiende los derechos humanos debilita los cimientos de nuestra seguridad ciudadana”, le retrucó Scioli. “Los derechos humanos no son una etapa que se abre y se cierra. Es la forma que elegimos para vivir como Nación. El compromiso con la verdad y la justicia no se clausura, en esto también debemos estar unidos los peronistas”, afirmó el gobernador bonaerense. “Massa ofende a Madres y Abuelas y a todos los que queremos un futuro con Memoria, Verdad y Justicia”, sostuvo, por su parte, Randazzo.

“Los candidatos Mauricio Macri y Sergio Massa desean impunidad. Ese es el curro histórico de la derecha y los sectores del establishment”, dijo.

Sobre Massa, Randazzo advirtió que “pedir cerrar la etapa de los derechos humanos es garantizar que muchos crímenes queden impunes”. “Con ese deseo, Sergio Ma-ssa confiesa que quiere eliminar conquistas no de un gobierno, sino de todos los argentinos”, señaló el ministro del Interior.

“No es casual que en la misma semana que Macri habla de curro, Massa exprese que quiere cerrar la cuestión de los derechos humanos”, dijo Rossi. “Massa y Macri quieren suspender los juicios y ver a los genocidas en libertad. Ambos buscan volver a los ’90, con genocidas en libertad, dejando sin respuestas a las víctimas de delitos de lesa humanidad y sus familias”, estimó el ministro de Defensa, quien remarcó: “Son lobos disfrazados de corderos, los argentinos tienen que tenerlo claro”.

“Si ganan Macri y Massa, van a liberar a todos los dictadores presos y van a anular todos los juicios. Expresan los peores valores de la política argentina, un profundo desprecio por la Justicia y son absolutamente dóciles y complacientes con quienes han servicio al endeudamiento de la patria y al hambre del pueblo”, dijo Domínguez.

En tanto, el secretario de Derechos Humanos nacional, Martín Fresneda, consideró que la etapa de los derechos humanos “no se cerrará hasta que no encontremos al último nieto”. “Creo que opinan desde el desconocimiento. La lucha por los derechos humanos la llevó adelante el pueblo y si pretenden detenerla, el pueblo se encargará de mantener esas banderas bien altas.”

MÁS CRÍTICAS

“Massa pretende fomentar la impunidad de los sectores que ampararon el terrorismo de Estado. Al denigrar los derechos humanos y la lucha de tantos organismos en pos de lograr Memoria, Verdad y Justicia, Massa expresa una idea: la de un país para pocos. No es casual que en este punto tenga coincidencias con Macri”, advirtió la diputada Diana Conti. “Massa quiere un indulto para los genocidas que impusieron el terrorismo de Estado en Argentina, pero no se anima a decirlo con claridad”, advirtió el diputado provincial Marcelo Sain, quien estimó que lo que busca es “terminar con los juicios y dar por clausurada una etapa en la que todavía falta mucho por develar”.