miércoles, 7 de enero de 2015

ATAQUE A UN SEMANARIO DE HUMOR EN FRANCIA

Charlie Hebdo, el semanario que hoy sufrió un atentado
Al menos 12 personas murieron y otras cinco resultaron heridas en un tiroteo en la sede de la publicación 'Charlie Hebdo' en París. El presidente francés calificó el hecho como un ataque terrorista y el país elevó el nivel de alerta terrorista.

Un ataque a un periódico satírico francés Charlie Hebdo deja un saldo de al menos 12 muertos y varios heridos de gravedad. "Este es un ataque terrorista, no hay duda al respecto", dijo el presidente francés Francois Hollande. El Gobierno elevó el nivel de alerta terrorista tras este ataque a todo el territorio del país mientras que los autores de este ataque son intensamente buscados por la policía.

Los medios franceses hablan de dos hombres vestidos de negro y armados con Kalashnikov que habrían ingresado al edificio.

"¡Es una verdadera masacre, hay muertos!", dijo hoy en una comunicación telefónica uno de los empleados de la publicación. El testimonio fue reportado antes de que cesaran las comunicaciones con la redacción.

Sede del semanario humorístico
PERFIL DEL SEMANARIO FRANCÉS

Charlie Hebdo es un semanario satírico francés de izquierdas (se considera equivalente a la revista quincenal satírico argentino Humor o al semanario español El Jueves) fundado en 1992 y que tomó su nombre de una publicación satírica anterior que existió entre 1969 y 1981 (primero como Hara-kiri, Hara-kiri hebdo y finalmente como Charlie Hebdo).

Poco conocido en el mundo hispanoparlante, cobró relevancia internacional cuando se involucró en la controversia sobre las caricaturas de Mahoma en 2006. Charlie Hebdo republicó las caricaturas aparecidas originalmente en el periódico danés Jyllands-Posten en febrero de 2006 (y cuya republicación había costado poco antes el puesto al director de Libération), fue el medio que publicó el manifiesto de doce intelectuales como Salman Rushdie o Bernard-Henri Lévy a favor de la libertad de expresión y en contra de la autocensura (1 de marzo) y fue demandado por autoridades islámicas francesas, acusándole de un delito de "injurias públicas contra un grupo de personas en razón de su religión". El juicio contra el director del semanario, Philippe Val, comenzó en febrero de 2007 y fue considerado una piedra de toque respecto a la libertad de expresión. El 2 de noviembre de 2011 la sede del semanario fue atacada con cócteles Molotov provocando grandes daños tras publicar un número en referencia a la victoria de los islamistas en las elecciones de Túnez. En 2013 publicó La vida de Mahoma.

En la noche del 1 al 2 de noviembre de 2011, Charlie Hebdo fue atacado por presuntos islamistas radicales con un cóctel Molotov. Una semana más tarde, el periódico satírico publicó en portada una viñeta en la que un musulmán y un dibujante de Charlie Hebdo se besaban en la boca, con la leyenda "El amor es más fuerte que el odio". El nuevo nacimiento de Charlie Hebdo viene dado por la dimisión de Philippe Val y Cabu de La Grosse Bertha después de ciertas diferencias con el director de la publicación Jean-Cyrille Godefroy y su deseo de tener su propio semanal. A lo largo de una comida-reunión, en la búsqueda de un título, Wolinski lanza «y por qué no Charlie Hebdo, el título está libre!» La proposición fue inmediatamente aceptada.

Ejemplares del semanario francés
Philippe Val, Gébé, Cabu y Renaud pondrán el dinero para financiar el primer número. Se creó una sociedad accionista. Ellos se quedaron con aproximadamente el 80% lo que les hacia prácticamente propietarios de la publicación y aseguraba su independencia.

Fue así como Charlie Hebdo nace en julio de 1992. En su lanzamiento se beneficiaba del prestigio de Charlie Hebdo histórico, además, teniendo en cuenta que en la nueva etapa estaban las firmas de las estrellas de los años 70: Cavanna, Delfeil de Ton, Siné, Gébé, Willem, Wolinski, Cabu. Por si esto no fuera poco, el maquetado era ta, bien idéntico. Se presenta también a Charb, Oncle Bernard, Renaud, Luz y Tignous. Fue presentada y acogida no como un nuevo semanal sino como la continuación o la reaparición de la publicación. Se dice que se vendieron 100000 números del primer ejemplar, un gran éxito. En la portada, la leyenda titulaba "URBA, Chômage, Hémophiles, Superphénix" y se veía en la parte de abajo a François Mitterrand que decía « Et Charlie Hebdo qui revient ! (y Charlie Hobdo que vuelve)»

El «professeur Choron», al que no le habían propuesto un puesto que el considerara aceptable, intenta por su parte de relanzar simultáneamente Hara-Kiri, donde trabajaban también Vuillemin, pero su aparición fue breve. Después lanzó La Mouise, vendido por los vagabundos que obtenían ciertos beneficion (iniciativa aclamada por Cavanna).

La policía francesa dirigiéndose a la oficina del semanario
En el nuevo Charlie Hebdo, Philippe Val, Gébé y Cabu retienen todas las responsabilidades. Philippe Val es el director de redacción y Gébé el responsable artístico.

Bajo la dirección de Philippe Val, la publicación dirige algunos combates recordando la línea contestataria de la extrema derecha. Es aquí que se diferencia con el antiguo Charlie Hebdo sin una clara línea política, nada más que el talento individual reconocido de sus colaboradores, redactores y dibujantes -humor corrosivo , respuesta eficaz- y la estabilidad del equipo que reforzaba todavía más.

El Charlie Hebdo actual no reivindica ni esta continuidad ni esta estabilidad. Varios colaboradores abandonan la publicación. Los métodos del nuevo director de redacción del periódico son respondidos en el mismo seno de la redacción, dándose el caso de varias oposiciones por día o incluso dimisiones (Philippe Corcuff, Olivier Cyran, Lefred-Thouron…), además de despidos (por ejemplo el actual colaborador de Le Monde diplomatique , Mona Chollet) al final de los años 90 y el sonado despido del veterano dibujante Siné el verano de 2008.

La revista se edita todos los miércoles y publica varios suplementos con una frecuencia variable.