miércoles, 14 de enero de 2015

BARENBOIM REFUTÓ DECLARACIONES DE NETANYAHU

El pianista argentino israelí palestino Daniel Barenboim
El pianista argentino israelí palestino cuestionó el llamado del primer ministro de Israel para que los judíos de todo el mundo vean a Israel como un "hogar" para volver.

Exhortar a los judíos que viven en Francia a que vean Israel como el "hogar" al que volver es tan "antisemita" como sostener que deberían estar fuera de Europa, aseguró Barenboim a tres días de dirigir el concierto "Música por la paz" con la West Eastern Divan, una orquesta integrada por músicos palestinos e israelíes, en el Auditorio Nacional.

"El deber de cualquier primer ministro israelí debe ser decir a todos los judíos que pueden vivir donde quieran. Lo contrario es exactamente paralelo a una declaración antisemita. Decir que todos tienen que ir a Israel es el mismo pensamiento", afirmó el pianista.

Para Barenboim, es "evidente" que todo judío "tiene el derecho de ir a Israel" (...) "pero es más importante lo que hizo Francia, incorporando a la escuela esto que ha sucedido y dejando clara la importancia que tiene".

Lo que ha ocurrido en Francia, señaló, "no tiene nada de positivo, no se puede aceptar esa violencia. Hay que encontrar otra forma de vivir y es muy importante la declaración que ha habido de los países musulmanes recalcando que esto no tiene nada que ver con el Islam", sostuvo el músico citado por la agencia de noticias EFE.

El primer ministro israelí Netanyahu
Por otro lado, criticó que el gobierno de Estados Unidos no haya enviado "un representante de mayor nivel" a la gran "Marcha Republicana" celebrada el domingo en Francia tras los atentados, a la que sólo concurrió el embajador estadounidense en París.

Para el director de orquesta, con gestos como ese, Estados Unidos muestra que han perdido "la credibilidad y autoridad moral" ganada tras la II Guerra Mundial.

Agregó que el límite de la libertad de expresión debe ser "el del buen gusto" y se negó a responder si él también "es Charlie", en referencia a la expresión adoptada en todo el mundo tras los atentados, "Yo soy Charlie".

"No entremos en eso porque es muy complejo. Es hablar de la libertad de prensa, de expresión. Alguien que no está de acuerdo, en cualquier caso, no puede ir a matar a otro", precisó el músico, que no ha recibido "amenazas" pero "sí críticas".