viernes, 23 de enero de 2015

CAUSA NISMAN: LA PUERTA QUE SE ABRÍA Y SE CERRABA

Edificio Le Parc donde vivía el fiscal Nisman
La fiscal desmintió que la entrada de servicio estuviera abierta y bajó las expectativas sobre la huella y la pisada encontradas en el pasaje donde están los acondicionadores de aire. Aclaró que la carátula de la causa sigue siendo “muerte dudosa”.

La fiscal Viviana Fein volvió a hacer aclaraciones a la prensa desde la puerta de la fiscalía. La funcionaria judicial indicó que la puerta de servicio de la casa de Alberto Nisman tenía dos cerraduras: una era blindada y estaba cerrada cuando llegó la madre de Nisman, quien la abrió; la segunda cerradura estaba con la llave puesta del lado de adentro y sin girar. Esta segunda cerradura es la que abrió el cerrajero. La fiscal también detalló que están investigando la huella y la pisada que encontraron en un pasaje de servicio que conecta el departamento de Nisman con el de otro vecino y donde están los acondicionadores de aire. Fein advirtió que allí suelen ir los técnicos a revisar los aires. También señaló que se consultó a los vecinos de las inmediaciones del departamento, incluyendo al del departamento al que da ese pasaje.

En una conversación con los periodistas desde la puerta de la fiscalía, Fein aclaró que la carátula de la causa sigue siendo “muerte dudosa”: esto quiere decir que todavía no hubo una definición sobre si se trató de un homicidio, un suicidio inducido o un simple suicidio. La fiscal ya señaló en días pasados que los elementos recabados y las pericias van inclinando la balanza hacia el escenario en el que Nisman “se disparó” con la pistola Bersa 22 que fue encontrada en el baño junto con su cuerpo. Pero la investigación aún no concluyó.

Los periodistas le preguntaron qué opinaba de la carta de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien aseguró que cree que no se trató de un suicidio. La fiscal no se movió de su posición: “Ella es libre de pensar como cualquier ciudadano. Puede pensar que fue un suicidio, puede variar su postura, pensar que puede haber sido una inducción o un homicidio. Yo me atengo a mi investigación, a lo que voy a lograr y descubrir junto a la jueza que me acompaña”. afirmó Fein.

LA CERRADURA

El asedio periodístico al cerrajero Walter
El cerrajero, de nombre Walter, que intervino para abrir la puerta de la casa de Nisman, fue citado a declarar anteayer. A la salida, fue entrevistado por los cronistas y ante las cámaras dijo que la puerta estaba sólo cerrada con el pestillo, que la llave no estaba girada. Durante 24 horas, diversos medios eligieron titular: “La puerta estaba abierta”. Sin embargo, no fue así.

El primer comunicado del Ministerio de Seguridad, a las 5 de la mañana del lunes, decía que la madre del fiscal “constató que la puerta se encontraba cerrada con la llave colocada en la cerradura por dentro. Los familiares solicitaron entonces al personal de mantenimiento del edificio que convocaran a un cerrajero para ingresar al departamento”.

A partir de esto diversos medios de comunicación y algunos opositores se apresuraron a acusar al Ministerio de Seguridad de haber mentido en su comunicado, pero la fiscal confirmó que la puerta originalmente estaba cerrada con llave. “Vamos a aclarar algo –le dijo Fein a los periodistas–. Cuando llegó el cerrajero, se limitó a ver que había una llave inferior adentro, pero la superior había sido abierta por la madre”, afirmó. Detalló que se trata de una puerta blindada y la cerradura que estaba girada era la blindada que, precisamente, es la de arriba. La otra cerradura, la de abajo, estaba sin girar y con la llave puesta del lado de adentro, lo que imposibilitó que la madre de Nisman pudiera entrar con su copia de las llaves.

“Era una puerta blindada y la cerradura superior estuvo todo el tiempo cerrada con llave”, indicó la fiscal, quien aclaró que para cuando llegó el cerrajero “la madre ya la había abierto”. Por lo que el cerrajero tampoco mintió: se encontró una puerta sin llaves giradas y, como contó, se limitó a correr con un alambre la llave que estaba puesta y hacer saltar el pestillo de la puerta para abrirla.

La madre de Nisman, Sara Garfunkel, debió declarar ayer ante la fiscal y ratificó que ella encontró la puerta cerrada con llave y que abrió la de arriba, pero no pudo abrir la llave de abajo. Garfunkel, que fue a la fiscalía acompañada por una tía de Nisman, le mostró a la fiscal el llavero con las distintas llaves de la casa de su hijo.

LA TERCERA ENTRADA

La fiscal que investiga la muerte de Nisman, Viviana Fein
Otra información que causó gran revuelo fue el descubrimiento de un tercer acceso a la casa de Nisman, además de la puerta principal –a la que se accede con una clave– y la de servicio. Se trata de un pasaje donde están los acondicionadores de aire y que comunica el departamento de Nisman con el otro departamento. Según se informó, allí vive un extranjero.

En el pasaje –al que algunos medios llamaron “pasadizo secreto”, aunque tiene poco de secreto, al punto que se ve desde el exterior– hallaron una huella digital y una pisada. La fiscal le bajó el tono a ese elemento: advirtió que el pasaje es usado frecuentemente por el personal técnico que revisa los acondicionadores y afirmó que “van a cotejar la huella plantar y la mano con el personal de mantenimiento de los equipos”, aunque “no se da por asegurado” que sea de ellos.

“Cada tantos días iban a cada unidad a revisar los equipos de aire. En forma habitual iba el personal de mantenimiento de la torre Le Parc a revisar los equipos de aire acondicionado que estaban en ese sector”, sostuvo la fiscal, quien desinfló el carácter novelesco que en algunos canales de televisión se le estaba dando al pasaje. “No significa de manera categórica que alguien haya ingresado”, aclaró la fiscal, por las dudas.

EL EXTRANJERO

La fiscal también se ocupó de pinchar el globo que se había armado en torno del vecino que vive en el departamento con el que conecta ese pasaje. Se había dado a conocer que es extranjero (la mayoría de las crónicas agregaban que no es iraní). Se trata de un ciudadano chino. La fiscal desmintió que no pudiera ser hallado. “Alquila en forma temporaria. Dio sus datos y se lo ubicó perfectamente”, indicó.

Fein también debió aclarar que no hubo un allanamiento a la casa de esta persona, sino que simplemente le tocaron el timbre. “Se tocó timbre al vecino, que es una persona que alquila el lugar normalmente. Se hará un relevamiento de los vecinos más circundantes y cercanos”, indicó la fiscal, quien detalló que “eventualmente, se les tomará testimonio”. Por la tarde, la fiscal se trasladó a la torre Le Parc en Puerto Madero, donde fue encontrado muerto Nisman, probablemente con ese objetivo.