lunes, 19 de enero de 2015

EL FISCAL ESTABA EN EL OJO DE LA TORMENTA

El fiscal especial Alberto Nisman
Alberto Nisman estaba siendo cuestionado desde diferentes sectores, entre las críticas, el ex secretario general de Interpol aseguró que sus afirmaciones eran "falsas".

El ex secretario general de Interpol, Ronald Noble, había ratificado las afirmaciones de Cancillería en cuanto a que no existió ningún pedido argentino para bajar los alertas rojos contra funcionarios iraníes imputados en la causa AMIA y aseguró que las afirmaciones del difunto fiscal Alberto Nisman eran "falsas".

Noble aseguró que “ningún integrante del gobierno argentino trató nunca de que bajáramos los alertas rojos contra los funcionarios iraníes”, al tiempo que se mostró sorprendido de escuchar “semejante afirmaciones falsas” por parte del fiscal Nisman.

Consultado si percibió que los funcionarios del gobierno argentino o cualquier autoridad argentina haya sugerido que no existía responsabilidad de los ciudadanos iraníes en el ataque a la AMIA, Noble respondió tajantemente: "No, de ninguna manera".


El ext titular de Interpol había
desmentido al fiscal
“El ministro de Relaciones Exteriores de Argentina, Héctor Timerman, y cada uno de los funcionarios del gobierno argentino con los que me encontré y hablé de esta cuestión tuvieron siempre la misma posición: los alertas rojos de Interpol contra los ciudadanos iraníes debían mantenerse sí o sí”, explicó el ex secretario general de Interpol, que se desempeñó en ese cargo entre los años 2000 y 2014.

Preguntado si percibió que los funcionarios del gobierno argentino o cualquier autoridad argentina haya sugerido que no existía responsabilidad de los ciudadanos iraníes en el ataque a la AMIA, Noble respondió tajantemente: "No, de ninguna manera".

"Quiero aclararle que en la cuestión de la responsabilidad, mi posición como secretario general de Interpol siempre fue clara y es la posición que sigo manteniendo hoy. Todas y cada una de las personas acusadas de un crimen deben ser consideradas inocentes hasta que se pruebe su culpabilidad en un juicio justo, ante un tribunal que se base en pruebas que se le presentaron", expresó.

"Respecto de AMIA, la única cuestión cierta es que el 18 de julio de 1994 un ataque criminal terrorista se llevó las vidas de 85 personas inocentes e hirió a centenares de seres humanos. Esas víctimas, sus familias y seres queridos merecen que los responsables, cualquiera sea su responsabilidad, sean llevados a juicio", agregó Noble.

AMIA: Un atentado que todavía sigue impune
Luego, al ser consultado si creía que fue el objetivo del gobierno argentino encontrar un camino para llevar a los sospechosos iraníes a un juicio en el caso AMIA, respondió: "Sí. Estoy ciento por ciento convencido de que el canciller Héctor Timerman y el gobierno argentino querían encontrar una forma de llevar a los ciudadanos iraníes, sobre quienes Interpol emitió alertas rojos, a un juicio en el caso AMIA".

Posteriormente, preguntado por qué Interpol consideró la firma del Memorándum como "un paso adelante", señaló que "se reconoció que no se había podido progresar en los esfuerzos del fiscal Nisman de llevar a juicio a las personas contra las que se habían emitido alertas rojos. Justamente por esto, Interpol y su secretario general sostuvimos que se debía impulsar cualquier iniciativa que sacara el caso de ese estancamiento. Las víctimas y sus familiares merecen que se avance para intentar llevar a los culpables a la Justicia".

Al mismo tiempo, Noble, que también ocupó cargos de relevancia en distintas administraciones norteamericanas, detalló que tanto la solicitud de emitir, como los pedidos para levantar las alertas rojas, deben poseer un “respaldo”, generalmente una orden de captura, “emitida por una autoridad judicial competente”.

De esta manera, es esa autoridad judicial competente, “en el caso Amia, el juez del caso”, el único actor facultado para requerir la cancelación de una alerta roja.