viernes, 2 de enero de 2015

EL PAPA PIDIÓ ACABAR CON "LAS FORMAS MODERNAS DE ESCLAVITUD"

Las nuevas formas de la esclavitud
El papa Francisco renovó su llamado para acabar con las "formas modernas de esclavitud" en la misa que celebró en el Vaticano y en el rezo del primer Ángelus del año.

Antes había tuiteado un pedido de paz para "las personas inocentes" y "niños" y en el Te Deum, instó a "defender a los pobres" y no "servirse de ellos" mediante la corrupción. Además, saludó en un video difundido ante unos dos millones de personas en Copacabana a esa ciudad brasileña, que cumple 450 años y a donde estuvo en su primer viaje como Papa para presidir a fin de julio de 2013 la Jornada Mundial de la Juventud.

En la homilía dedicada a la Virgen María y en la 48va. Jornada Mundial de la Paz, Francisco pidió "luchar contra las formas modernas de esclavitud", reportó la agencia de noticias EFE.

"Todos estamos llamados a ser libres, todos a ser hijos y, cada uno de acuerdo con su responsabilidad, a luchar contra las formas modernas de esclavitud", a las que contribuyen las "escasas" oportunidades de trabajo, dijo el pontífice en la Basílica de San Pedro.

Francisco dijo que las empresas deben ofrecer a sus empleados "condiciones de trabajo dignas y salarios adecuados" y criticó -como forma de opresión moderna- a "la corrupción de quienes están dispuestos a hacer cualquier cosa para enriquecerse".

Jorge Bergoglio citó como causas de la "esclavitud moderna" a la pobreza, el subdesarrollo y la exclusión, combinadas con la falta de acceso a la educación o "con una realidad caracterizada por las escasas, por no decir inexistentes, oportunidades de trabajo".

El Papa consideró, luego, que la corrupción "sucede cuando en el centro de un sistema económico está el dios dinero y no el hombre, la persona".

También encuadró como formas de esclavitud moderna a la prostitución y el tráfico de órganos y destacó que "el derecho de toda persona a no ser sometida a esclavitud ni a servidumbre" debe ser "reconocido en el derecho internacional como norma inderogable".

Francisco se refirió en su mensaje a los "muchos emigrantes que, en su dramático viaje, sufren el hambre, se ven privados de la libertad, despojados de sus bienes o de los que se abusa física y sexualmente".

Inmigrantes, dijo, que "después de un viaje durísimo y con miedo e inseguridad, son detenidos en condiciones a veces inhumanas" y se "ven obligados a la clandestinidad por diferentes motivos sociales, políticos y económicos" o, "con el fin de permanecer dentro de la ley, aceptan vivir y trabajar en condiciones inadmisibles".

El Papa convocó a terminar con la esclavitud moderna
Bergoglio se refirió a "los conflictos armados, la violencia, el crimen y el terrorismo", a los que consideró como "otras causas de la esclavitud". Y advirtió que "muchas personas son secuestradas para ser vendidas o reclutadas como combatientes o explotadas sexualmente, mientras que otras se ven obligadas a emigrar, dejando todo lo que poseen".

En la parte de contenido doctrinal de su homilía, el Papa dijo que no es posible escuchar a Cristo sin escuchar a la Iglesia. "No se puede amar a Cristo sin la Iglesia, escuchar a Cristo pero no a la Iglesia, estar en Cristo pero al margen de la Iglesia", dijo Bergoglio, que usó una cita del papa Pablo VI.

"Nuestra fe no es una idea abstracta o una filosofía, sino la relación vital y plena con una persona: Jesucristo, el Hijo único de Dios que se hizo hombre, murió y resucitó para salvarnos y vive entre nosotros", agregó.

"Sin la Iglesia, Jesucristo queda reducido a una idea, una moral, un sentimiento", defendió el pontífice argentino y agregó que "la misión del Pueblo de Dios" es la de "irradiar sobre todos los pueblos la bendición de Dios encarnada en Jesucristo".

Después de la misa Francisco salió a la ventana del palacio apostólico y se dirigió a los fieles con el rezo del Ángelus, agradeciéndoles su presencia en la plaza San Pedro en un día soleado pero "frío".

El pontífice había pedido por la paz para "las personas inocentes" y "niños" en su primer mensaje en la red social Twitter de 2015, antes de oficiar la misa solemne en el Vaticano.

"Muchos niños y personas inocentes sufren en el mundo. Señor, concédenos tu paz", escribió el pontífice en su perfil de la red social y reprodujo EFE.

Puerto Rico: trata de niñas
La cuenta del papa Francisco en Twitter, que comenzó hace dos años cuando era pontífice Benedicto XVI y está disponible en varias lenguas, alcanzó en diciembre del año pasado los 17 millones de seguidores.

En el Te Deum, había afirmado: "Los pobres, los marginados, deben ser el centro de nuestra preocupación, de nuestras acciones diarias. Se necesita defender, servir a los pobres y no servirse de los más débiles", dijo el papa Francisco desde el Vaticano, donde pidió que "no fuercen a los pobres a hacerse mafiosos", custionando el desvío de fondos destinados a centros de inmigrantes y barrios pobres de Roma.