miércoles, 18 de febrero de 2015

CRISTINA PIDIÓ QUE “NO TRASLADEN AL PAÍS CONFLICTOS QUE NO SON PROPIOS"

La Presidente en el acto de habilitación de Atucha II
La presidenta pidió hoy que "no trasladen al país conflictos que no son propios", y agregó que Argentina es "pacífica”, y “es digna de ser mirada en materia de crecimiento económico, inclusión y como líder en derechos humanos”.

Cristina Fernández, lo expresó este mediodía al hablar por cadena nacional desde el complejo nuclear Atucha, donde habilitó la generación del ciento por ciento de la central nuclear Néstor Kirchner (Atucha II), con una potencia de 745 megavatios. Allí, en un tramo de su discurso, la mandataria se refirió a las dos cartas que el canciller Héctor Timerman envió a las cancillerías de Estados Unidos y de Israel, en las que reafirmó un pedido para que "no se utilice a la Argentina como lugar de enfrentamiento".

En ese marco, la jefa de Estado expresó que el gobierno que encabeza "no permite que nadie le marque la cancha" al señalar que en el mundo existen "algunos que quieren que unos estén subordinados y los otros mandarnos".

Al referirse de manera puntual a algunas de las potencias del mundo, Cristina agregó: “Somos un país pacífico, somos todos hijos de inmigrantes; nos peleamos más por fútbol y política, pero jamás por las religiones que profesamos".

El mensaje de la Presidenta seguido en vivo
"Por eso nuestro canciller envió las cartas; y por eso les decimos que no nos trasladen conflictos que no nos son propios y que no pretendan enfrentarnos. Algunos intereses pretendían una Argentina sin plan nuclear pacífico y un país de mano de obra barata, pero la verdad es que no somos eso: además de querer ser actores a nivel mundial y recuperar el honor de la Patria, somos dignos de ser mirados en materia de crecimiento económico e inclusión, además de ser un país líder en materia de derechos humanos", completó.

En ese sentido, Cristina dejó en claro: "Puedo ir a cualquier país del mundo, incluso a algunos que lanzan misiles y tienen cárceles clandestinas, pararme enfrente y decirles que aquí impera la ley y que ningún argentino puede ser encarcelado si no es por un juez y si no existe plena vigencia de las garantías constitucionales".

Por otra parte, la Presidenta apuntó a "la voces que no son ingenuas" a la hora de cuestionar los acuerdos celebrados con China, dejando en claro que "Argentina avanza y se abre a nuevos mercados y alianzas".

"Si quieren venir de otros lados que vengan, y si proponen las mismas condiciones estaremos abiertos" a cualquier tipo de intercambio, subrayó.

Por último, al referirse nuevamente a la situación planteada con Estados Unidos e Irán, señaló: "Lo que les preocupa a las grandes potencias es el regreso de la Argentina al selecto club de 11 países en el mundo que tienen capacidad de enriquecer uranio”, e insistió en que “prefieren una Argentina sin plan nuclear, que no se desarrolle en el campo científico y de bajos salarios y mano de obra barata”.

Poco antes del discurso de Cristina, el gobierno estadounidense manifestó que continuará “contribuyendo” en la búsqueda de justicia por la causa del atentado a la AMIA y expresó que las negociaciones que lleva adelante con Irán están “enfocadas en el tema nuclear”.

“Por más de 20 años los Estados Unidos y la comunidad internacional han trabajado con el gobierno de Argentina así como con las víctimas del ataque y sus familias en búsqueda de justicia”, dijo la vocera del Departamento de Estado, Jen Psaki.

El gobierno de Barack Obama ensayó esta postura luego de que el canciller Héctor Timerman enviara sendas misivas a las cancillerías de Estados Unidos e Israel reiterando “el pedido para que la causa AMIA sea incorporada en la ronda de negociaciones llevadas adelante por Estados Unidos con la República Islámica de Irán, tal como lo hemos solicitado el mismo día en que se hicieron públicas las negociaciones” por la cuestión nuclear".

ATUCHA II

Vista aérea de Atucha II
La presidenta Cristina Fernández afirmó hoy que la Argentina ha desarrollado “autonomía nacional en un recurso estratégico como es la energía” y aseguró que eso molesta a otros países que, por sus intereses particulares, “prefieren una Argentina sin plan nuclear, que no se desarrolle en el campo científico y de bajos salarios y mano de obra barata”.

“Hemos desarrollado autonomía nacional en un recurso estratégico como es la energía, no solo (en materia de) ciencia y tecnología”, sostuvo la mandataria durante el acto realizado en la localidad de Lima, partido de Zárate, en el que se celebró la habilitación de la generación de energía, al ciento por ciento, de la central nuclear Néstor Kirchner (Atucha II).

Durante el acto que encabezó este mediodía, la Presidenta estuvo acompañada, entre otros, por el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich; el ministro de Economía, Axel Kicillof; y el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido; quienes se sentaron junto a ella durante la presentación.

Además estuvieron presentes el vicepresidente Amado Boudou; el secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández; la ministra de Industria, Débora Giorgi; la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner; y el gobernador bonaerense Daniel Scioli; entre otros funcionarios y dirigentes.

Según se explicó a través de su cuenta de Twitter, la Presidenta aseguró que "este Plan Nuclear 2003-2014 representó una inversión de 11.000 millones de dólares" y recordó que "la construcción de Atucha II había sido abandonada en la década del '90".

"Para su terminación se invirtieron USD 3.000 millones, requirió en promedio 6.000 puestos de trabajo con un pico de 7.200 en Agosto 2010", explicó la mandataria y agregó que "el 88% fue componente local y tanto el combustible como el agua pesada se fabricaron en el País", acompañada por una foto de ella junto al entonces presidente Néstor Kirchner.