martes, 17 de febrero de 2015

EL PARTIDO SOCIALISTA VA A LA MARCHA

Los referentes socialista marcharán el 18F
A pesar de las declaraciones del gobernador Antonio Bonfatti, el diputado Zabalza confirmó la posición oficial del partido ante la movilización por el caso Nisman: "Será en forma pacífica y en silencio". Lifschitz asistirá.

De este modo, el Partido Socialista convocó a la marcha del miércoles, organizada por un grupo de fiscales y reimpulsada desde la oposición. Pero el corrimiento del gobernador Antonio Bonfatti al anunciar que no participará parece un síntoma de lo que ocurre en militantes que comparten esa decisión de no asistir para eludir lo que consideran una operación política montada a partir de la muerte del fiscal Alberto Nisman. Ayer el precandidato a gobernador Miguel Lifschitz, afirmó que sí asistirá a la manifestación, pero no agregó detalles ni argumentos.

Mientras el diputado nacional, y precandidato presidental por el FA Unen, Hermes Binner, llamó una semana atrás a concurrir a la marcha aunque aclaró "sin banderas partidarias, sólo celestes y blancas", Bonfatti mostró su disenso. "Mi partido irá a la marcha, pero yo quiero dar un mensaje diferente a la sociedad, de que los argentinos tenemos que ponernos de acuerdo con el diálogo, y no entrar en el (juego del) blanco y negro".

El gobernador invocó además su investidura institucional para justificar su ausencia, pero también develó una opinión personal que tuvo eco en los mensajes de redes sociales y foros socialistas. "Yo también quiero que se esclarezca el caso Nisman, pero no quiero oportunismo por las marchas de Santa Fe ni por la de Buenos Aires", distinguió. "En un país normal yo iría a la marcha, pero acá están todos los juegos de intereses alrededor de la forma de construir política, donde terminamos todos embarrados", señaló.

Hermes Binner, candidato y ex gobernador de Santa Fe
Por esa posición, el senador Rubén Giustiniani lo espoleó: "Me parece mal, porque coincide en este caso con el kirchnerismo". Claró está, que el senador se olvidó de analizar que yendo a la marcha también coincide con otros sectores políticos, por ejemplo con el PRO.

El titular de la bancada del PS en la Cámara de Diputados nacional, Juan Carlos Zabalza, reafirmó la posición oficial del partido. "El gobierno nacional se niega a asumir la realidad. Trata de huir siempre hacia adelante creando hechos nuevos, pero siempre basado en descalificaciones y acusaciones a quienes no comparten su postura. Ratificamos nuestra participación en la marcha del miércoles 18, pacífica y en silencio, para que avance la justicia y para que la muerte del fiscal Nisman no quede impune", dijo.

La réplica surgió en simultáneo desde el kirchnerismo. Fue el ministro de Defensa, Agustín Rossi, quien entendió que "la marcha del 18F tendrá una connotación opositora aunque concurran ciudadanos con un espíritu genuino que quieran hacerle un homenaje a Nisman". Por lo tanto, analizó que los fiscales que convocan "adoptaron un posicionamiento político y detrás se alinearon los sectores políticos, mediáticos y económicos opositores. Están buscando un efecto electoral", agregó.

Para sostener su visión, Rossi apeló a una nunca aclarada alusión de Mauricio Macri. "Cuando tuvo que justificar su alianza con Sergio Massa, dijo que el círculo rojo se lo pidió. Ese círculo es el que está operando hoy con la clara intención de debilitar al Gobierno y, en especial, a la Presidenta Cristina Fernández", cerró.