miércoles, 18 de febrero de 2015

LOS INTELECTUALES LEYERON UN MANIFIESTO CRÍTICO

Ayer en El Teatro del Pueblo se leyó el manifiesto
Intelectuales, miembros del poder judicial, periodistas,  y artistas se pronunciaron contra el “golpe blando” y afirmaron que la marcha “tiene claras intenciones políticas”. 
La lectura se llevó a cabo en El Teatro del Pueblo.

Presentaron un  documento en donde afirmaron que la marcha que se realizará mañana en homenaje al fallecido fiscal Alberto Nisman tiene “claras intenciones políticas”, criticaron el intento de “golpe blando” hacia este gobierno y denunciaron la existencia de un “lobby” para apartar a la fiscal Viviana Fein de la causa. El dramaturgo Roberto Tito Cossa dialogó con la Radio Pública y se refirió a la presentación del manifiesto: “Es un intento de la oposición de condicionar a la justicia y al gobierno”.

También el sociólogo Fortunato Mallimaci se refirió al tema en declaraciones a la Radio Pública, expresando que “el proceso de democratización se ve amenazado por los grandes  grupos de poder”.

El escritor Mempo Giardinelli  afirmó que la carta, que circuló en los últimos días en las redes sociales, cuenta con más de 25.000 firmas.

Sostuvo además que este documento “quiere ser un llamado a la paz y algo propositivo”, ya que el sentimiento es que “en realidad, la desdicha de Nisman, cualquiera haya sido la causa de su muerte, a gran parte de los convocantes les importa un pepino” y afirmó: “A nosotros sí nos importa porque queremos justicia”.

Durante la conferencia de prensa, en la que también participaron Emilce Moler, Laura Conte, Verónica Piccone, y Alejandro Mosquera, Giardinelli sostuvo que “existe un lobby para sacar a la fiscal que interviene en la causa por la muerte del fiscal Alberto Nisman, Viviana Fein, “para llevar la causa a Comodoro Py”.

A la carta adhieren los fiscales Alejandro Alagia y Félix Crous; el Fiscal General Gabriel de Vedia, el ex fiscal Hugo Cañón, el Defensor General Adjunto de Ciudad de Buenos Aires Luis Duacastella, los jueces Alejandro Slokar y Mirta López Gonzalez; los ex jueces José Massoni y Norberto Lorenzo, el secretario judicial Ricardo Daniel Smoliansk; y los abogados Pedro Jaime Jesselman, Elizabeth Rivas, Beinusz Szmukler, Armando Correa, Enrique Pochat, Israel Pedro Galin, entre otros.

Además dieron su apoyo el matemático y periodista Adrián Paenza, los escritores Osvaldo Bayer, Noé Jitrik, Hugo Muleiro y Pacho O’Donnell; los periodistas Eduardo Aliverti, Hernán Brienza, Mariana Carbajal, Washington Uranga, Marcelo Ayala, Liliana López Foresi; los actores Patricio Contreras, Luis Ziembrowski, Jorge Nolasco; y la cantante Liliana Herrero.

Los embajadores Nilda Garré y Miguel Angel Estrella, el cura Eduardo De La Serna, el pastor evangélico Néstor Miguez, el arquitecto Jaime Sorín, la decana de la Facultad de Filosofía y Letras (UBA) Graciela Morgade; la vicedecana de la Facultad de Ciencias Sociales Patricia Funes; y los profesores Oscar Steimberg, Sergio Caletti y Mario Toer fueron otros que, mediante su firma, expresaron su apoyo al contenido de la carta.

Dicha misiva expresa que los firmantes se manifiestan “en favor del estricto cumplimiento de la Constitución y por la salud de la Democracia, el saneamiento profundo de la Justicia, el respeto irrestricto de los Derechos Humanos y el imperio de la Paz en la República”.

Además, lo hacen “en contra de toda forma de violencia. Incluso la aparentemente sutil y subliminal, como la que se incita desde el terrorismo periodístico disimulado, la financiera, la empresaria y/o cualquier otra”, por lo que repudian “todo intento de desestabilización institucional”, y exigen “que se cumplan las leyes, todas, sin chicanas ni cautelares como las que es costumbre político-judicial disponer en beneficio de los poderosos, sean personas o grupos empresariales”.

Además, rechazan “la parodia democraticista de un pequeño grupo de fiscales, desprestigiados casi todos, apadrinados por los medios hegemónicos en la convocatoria a una marcha a todas luces sectaria y provocadora”, así como “el siempre renovado oportunismo de dirigentes políticos capaces de todo tipo de inconductas y servilismos a gobiernos extranjeros, y a irritantes violencias verbales”.

“La República Argentina necesita seguir trabajando en Paz, para avanzar aún más en las conquistas sociales y laborales ya logradas, la inclusión social, la defensa del patrimonio público, la independencia económica y la soberanía política que la ciudadanía ha recuperado después de la crisis terminal de 2001 y 2002″, sostiene la carta.

Además, exigen “una investigación seria y honesta sobre la muerte del fiscal Alberto Nisman; la designación de una Corte Suprema de Justicia completa, como manda la Ley; una transformación democrática y profunda de las estructuras de inteligencia”.

La carta concluye con el reclamo: “No a la mentira y el uso político de la muerte de Nisman. No al golpe ‘suave’. Más democracia, Más Justicia”.