lunes, 9 de marzo de 2015

BINNER: MUCHO MÁS CERCA DE UN RETIRO TOTAL

El anuncio del viernes se veía venir y no está claro qué hará el ex gobernador Hermes Binner. En todo caso, su decisión depende de los resultados electorales en la provincia y de la estrategia que tome el socialismo después de conocido el escrutinio.

Por Pablo Feldman

Hermes Binner ha anunciado su retiro. Y no sólo de la carrera presidencial, sino de las disputas políticas. Ya no volverá a ser candidato, esta certeza para los comicios del 2015 permite proyectarla también para el futuro. Contra la mayoría de los pronósticos, el ex gobernador no será candidato a senador nacional salvo un cambio de opinión de la dirigencia el PS y no suyo, transcurridos los comicios provinciales. Su repliegue sobre Santa Fe obedece más que a una necesidad en el territorio -donde ha dejado de ser la figura de mejor imagen- sino a minimizar su exposición pública que desde que dejó la gobernación hace tres años ha sido cuanto menos incómoda para su sucesor, Antonio Bonfatti, e innecesariamente costosa en términos políticos para el sector. Como cuando por ejemplo afirmó que hubiera votado en Venezuela a Henrique Capriles después inclusive de la derrota a manos del presidente Hugo Chávez. Paralelamente, y sin perjuicio del explícito apoyo a la candidatura de Magarita Stolbizer por lo que queda del FAUnen, esta definición permite mayor libertad de movimientos a los candidatos santafesinos y desde ya un grado de compromiso diferente de cara a las primarias nacionales que se celebrarán cuando Santa Fe ya tenga un nuevo gobernador electo.

"La discrepancia y el desentendimiento han generado un escenario en el que quieren cobrar protagonismo las fuerzas conservadoras y una neodirigenca que que reniega de la política y pretende gestionar al pais como si se tratara de una empresa y no una nación poblada de ciudadanos que se rigen por la Constitución y la democracia", leyó Binner a la hora de anunciar su retiro. Como se ve, ya sin ser candidato Binner retoma un discurso que había abandonado cuando todavía creía que podía llegar a la Casa Rosada.

La estrategia de los socialistas es abocarse de lleno a reterner la provincia y con Binner fuera de la cancha -en la disputa nacional- ya no se corre el riesgo de contradicciones como la expuesta en la marcha del 18F a la que concurrió Binner y decidieron no hacerlo Antonio Bonfatti ni la Intendenta de Rosario Monica Fein.

Asimismo, y sin perder su perfil propio, tampoco será necesario sobreactuar una diferenciación con en gobierno nacional, sobre todo en temas donde el acuerdo surge por razones ideológicas como por ejemplo el reestablecimiento del tren Rosario-Retiro, puesto en marcha hace un par de días con la presencia del precandidato presidencial Florencio Randazzo que sostiene una excelente relación tanto con Bonfatti como con Fein.

Otro tanto podría ocurrir con un posible retorno de fuerzas federales, superado el entredicho entre nación y provincia, y sin que sea necesario que Fein vuelva a bailar chamamé con Sergio Berni, el gobierno nacional puede revisar su determinación, inclusive antes de las elecciones provinciales.

"Hermes asume que es momento de asegurar el triunfo en la provincia y también de promover nuevos dirigentes en el partido, por eso no se especula con su candidatura a senador, sino que está dispuesto a completar su mandato como diputado nacional para lo que fue electo hace dos años", dijo a este cronista un muy alto dirigente del socialismo.

Otras fuentes también con peso en el partido expresaron lo mismo, por tanto habrá que creer que Binner pasara a cuarteles de invierno. Lo único que podría cambiar esta situación sería un triunfo arrollador -cosa que no parece muy probable- y a partir de eso "ir por Carlos Reutemann" que si no será el candidato a vice de Mauricio Macri irá por su reelección en el Senado. No sólo en este punto Binner y Reutemann son parecidos. Ambos esperan el desarrollo de los comicios en Santa Fe. El cronograma electoral le facilita esas especulaciones, el cierre de listas para las PASO nacionales es una semana después del comicio provincial. Allí, después de "contar los porotos" se tomará la decisión final.

En cualquier caso y a la luz del derrotero del ex intendente rosarino, parece más el tiempo de contar que ha sido el primer gobernador socialista de la historia Argentina. Sus nietos ya están en edad de comprenderlo.