lunes, 4 de mayo de 2015

REDUCEN EL PAGO DE GANANCIAS

El ministro de Economía, Axel Kicillof, informó que los trabajadores que perciben un sueldo bruto de entre 15 y 25 mil pesos tendrán una menor deducción por Ganancias. Los asalariados con menores sueldos pagarán menos

El ministro ejemplificó que los trabajadores solteros con un sueldo bruto de 20 mil pesos, pagarán un 34 por ciento menos de impuesto a las Ganancias, mientras que para los casados la baja en la deducción será de 69 por ciento. "El impuesto que es progresivo, porque en la actualidad afecta al 11,3 por ciento de los trabajadores, lo será más aún porque los asalariados con menores sueldos pagarán menos", resaltó Kicillof.

El titular de la cartera de Hacienda reconoció que la modificación significa "un sacrificio" para el gobierno nacional porque traerá "una caída en la recaudación" de los 70 mil millones de pesos que el impuesto "solidario" aporta a las arcas públicas para programas sociales y obra pública. En ese sentido, pidió que los candidatos presidenciales "no vendan espejitos de colores" al prometer mantener los programas sociales y quitar el Impuesto a las Ganancias porque es "incongruente".

Kicillof, tras destacar el aumento que la modificación trae para el sueldo de bolsillo de cada asalariado, señaló que la discusión paritaria no involucra al gobierno nacional porque es una discusión entre empresarios y trabajadores y subrayó que "lo que al gobierno le puede preocupar es que los aumentos se traduzcan a precios".

El funcionario sostuvo que el sector empresario realiza "aumentos de precios bajo cualquier excusa" y resaltó que "la incidencia del salario sobre los costos de producción no es del 100 por ciento" sino que es muy baja. "Perjudican a la gente y también perjudican al gobierno, a quien después le echan la culpa de aumentar los precios", lamentó.

A continuación, Kicillof criticó la cobertura del diario Clarín respecto de las negociaciones paritarias al indicar que se intenta generar la idea de que "el gobierno quiere poner un techo" a las negociaciones salariales. El ministro aseguró que "buscan hacer un uso político" de una discusión entre trabajadores y empresarios que se resuelve año a año.

En su extensa conferencia, el funcionario desmintió también que "el Impuesto a las Ganancias afecte a todos los trabajadores" y aclaró que de los 11 millones de trabajadores registrados, solo el 11,3 por ciento aporta al tributo. Además, descartó que la deducción por el impuesto signifique el 30 por ciento de los salarios, ya que para que el aporte alcance ese porcentaje, el sueldo bruto percibido debe ser de 100 mil pesos. "Pedimos que no instalen fantasmas, no instalen mentiras y no vendan milagros", apuntó Kicillof.