martes, 12 de enero de 2016

AL MARGEN DE LA LEY

Macri desobedeció dos fallos judiciales que suspendieron los decretos e impidieron que las autoridades legítimas retomaran sus funciones en la AFSCA.

“Macri decidió gobernar al margen de la ley, atropellando las libertades ciudadanas, desobedeciendo los fallos judiciales y desplegando la Infantería para impedir que los organismos públicos funcionen como lo ordenan las leyes y los jueces”, expresó el presidente de AFSCA Martín Sabbatella, luego de que se le impidiera nuevamente el ingreso a ese organismo a pesar de que dos magistrados federales ordenaron suspender los efectos de los decretos presidenciales 13, 236 y 267 del 2015. “Se está creando un verdadero Estado policial y, a pesar de que Macri fue electo por el voto popular, se ejerce un poder de facto, brutal, que avasalla las leyes, las decisiones judiciales y la independencia de los poderes públicos”, señaló el funcionario y explicó: “Esta nueva desobediencia a dos jueces competentes también será denunciada penalmente porque constituye claros delitos contra la autoridad judicial”. “No se trata de un problema solo de los que tenemos un determinado pensamiento político; es una preocupación para todos los que valoramos la Democracia, porque lo que está en riesgo son las libertades ciudadanas, los derechos constitucionales y las instituciones de la República”, agregó.

Al mediodía de hoy, luego de que el Gobierno nacional fuera notificado de las cautelares dictadas por la jueza federal de San Martín Martina Forns y el juez federal de CABA Iván Garbarino, Sabbatella se presentó para retomar sus funciones en la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual, junto a su gabinete y el director Eduardo Rinesi. Pero un fuerte operativo policial con más de 40 agentes de infantería con armas, bastones, gases y escudos impidieron el ingreso de los funcionarios, a pesar de la vigencia de las medidas cautelares. Incluso en el momento del violento operativo, la propia jueza Forns envío una notificación a AFSCA ratificando su decisión mientras que se hizo presente el secretario del juez Garbarino para constatar lo que estaba ocurriendo. Sin embargo, el comisario Esteban Artola, titular de la Comisaría 3 de CABA, mantuvo las dos líneas de miembros de Infantería que impidieron el ingreso de Sabbatella y sus colaboradores al organismo.

“Está claro que Macri decidió no respetar el Estado de Derecho y hacer uso de la fuerza pública que comanda la ministra Patricia Bullrrich para imponer sus caprichos, aunque eso lo lleve a incurrir en delitos penales”, consideró Sabbatella y explicó que: “De nuevo, Argentina se encuentra ante un escenario de caos legal en materia de comunicación audiovisual y telecomunicaciones. Al día de hoy, los organismos que regulan eso son AFSCA y AFTIC, pero sus autoridades no pueden ingresar al edificio ni aplicar la ley vigente, porque una guardia pretoriana de infantes mandados por Macri le impide hacerlo. Es decir que, en este momento, no hay ninguna persona ejerciendo legítimamente la autoridad de aplicación de la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. Y quienes se arroguen ejercer esa autoridad por orden de Macri lo estarán haciendo al margen de la ley y serán pasibles de ser denunciados penalmente por sus acciones”.

Los asesores jurídicos de AFSCA notificarán a los jueces Forns y Garbarino sobre la imposibilidad de que se cumplan sus fallos y preparan las denuncias penales contra los funcionarios políticos y policiales responsables de esa desobediencia.