viernes, 22 de enero de 2016

EN DEFENSA DE LA LIBERTAD DE EXPRESION

La Defensoría del Público pidió la intervención de la CIDH para garantizar la pluralidad de voces.

El Secretario Ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Emilio Álvarez Icaza Longoria, junto al Relator Especial para Libertad de Expresión, Edison Lanza, recibieron en Washington a la titular de la Defensoría del Público, Cynthia Ottaviano, quien les transmitió su preocupación por los cientos de reclamos recibidos por el organismo ante los decretos emitidos por el Gobierno Nacional, que modificaron la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, dispusieron la intervención de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA) y la remoción de su Directorio.

Durante una hora y media, Ottaviano hizo un extenso informe sobre la situación generada a partir de los Decretos en cuestión y presentó la documentación que acredita las motivaciones del pedido de audiencia. A su término afirmó: “La reunión fue muy fructífera. Recibieron con mucho interés y señales de preocupación la información llevada por la Defensoría. Y nos anunciaron que la semana que viene van a transmitirle al pleno de la Comisión la situación para ver cuáles son los escenarios de acción".

Por otra parte dijo: “Hemos podido plantear la ilegitimidad de los Decretos de Necesidad y Urgencia como herramienta para modificar una ley de comunicación que fue debatida y consensuada por todos los poderes de la Argentina, sólo resistida por el poder concentrado de la comunicación que hoy vuelve a encontrar privilegios. Hemos dejado en claro cómo estos DNU, que no respetan los lineamientos del sistema interamericano de derechos humanos, son un retroceso en materia de libertad de expresión, no sólo para la Argentina, sino para toda la región”.

En referencia a la recepción de la CIDH de lo descripto por la Defensoría aclaró que “la preocupación en la CIDH es evidente ante el aumento de concentración comunicacional que pueden significar las medidas tomadas por el gobierno argentino, sobre todo porque desde la propia comisión se ha dicho que la concentración comunicacional conspira contra las democracias”.

Ottaviano agradeció a la CIDH la reunión de la que también participó la directora de Protección de Derechos de la Defensoría, la Dra. María José Guembe, y agregó "que nos hayan recibido hoy, luego del pedido de reunión urgente motivado por los cientos de reclamos de sectores universitarios, sindicales, campesinos, pueblos originarios, de la Argentina y América Latina; la buena recepción de la documentación que aportamos y la preocupación por los cambios negativos en materia de libertad de expresión hechos por el gobierno argentino, es una muy buena señal respecto del pedido de audiencia, realizado por la Defensoría y otras organizaciones de la sociedad civil”.

El Relator, Edison Lanza, ya había expresado su disconformidad con lo sucedido en la Argentina al asegurar que “no aprobamos intervernir la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA) por medio de un decreto”.

"Los anuncios que van en el sentido de intervenir justamente cuando cambia el Gobierno para hacerlo a imagen y semejanza de quien gana quiere decir que se acabó la autonomía, que se vuelve al momento en que los gobiernos manejaban la oficina", afirmó Lanza al periódico Buenos Aires Herald en relación con los decretos emitidos por el Gobierno Nacional en su momento.