miércoles, 20 de enero de 2016

LA LEY DE DERRIBO, ENTRE APOYOS Y CRÍTICAS

Cómo abordaron los medios de comunicación la información del nuevo decreto presidencial qeu permite el derribo de naves aéreas.



Al unísono, las puntocom señalan que el gobierno de Mauricio Macri, con otro decreto, confirmó que por un año, las Fuerzas Armadas podrán actuar contra “naves hostiles” no identificadas, luego de cumplir un protocolo. Las puntocom se dividen, a favor y en contra.

Clarín edita que el Gobierno declaró la Emergencia de Seguridad Pública por un año, en todo el territorio nacional, destinada a “revertir la situación de peligro colectivo” y con el objetivo declamado de “ir a fondo” contra el delito complejo, el crimen organizado y el narcotráfico, según los integrantes del Gabinete involucrados en la iniciativa.

La Nación consigna que con el ingreso de drogas como elemento central a combatir, el decreto de emergencia en seguridad también deja abierta la puerta al derribo de aeronaves “hostiles”.

La Gaceta de Tucumán fija que el comunicado de prensa indica: “El decreto establece la aprobación de Reglas de Protección Aeroespacial, cuya autoridad de aplicación serán las Fuerzas Armadas, orientadas a identificar, advertir, intimidar y hacer uso de la fuerza (como último recurso) a vectores incursores en el espacio aéreo argentino”.

La Voz del Interior y Crónica señalan que la medida, que puede ser prorrogada al término de los 365 días de plazo que establece el decreto, “va en sintonía con las metas esenciales que estableció el presidente, Mauricio Macri, de luchar contra el narcotráfico y otro tipo de delitos graves”.

Tiempo Argentino expone que el decreto especifica delitos tales como producción, tráfico y comercialización de estupefacientes (Ley 23.737), de contrabando de armas y contrabando de estupefacientes (Ley 22.415), los relacionados con las actividades de una asociación ilícita calificada (artículo 210 bis del Código Penal) o con una asociación ilícita terrorista (artículo 41 quinquies del mismo Código), entre otros.

Minutouno destaca que el Gobierno informó que deja a cargo de los Ministerios de Seguridad, de Defensa y de Transporte la tarea de reforzar los mecanismos de seguridad en todos los medios de transporte aéreos

Télam expresa que el gobierno autoriza al Ministerio de Seguridad a convocar personal retirado de la Policía Federal, Prefectura, Gendarmería y Policía Aeroportuaria que no hayan sido condenados por delitos de lesa humanidad, estén actualmente procesados penalmente o pasados a retiro por razones disciplinarias.

Perfil expone que el derribo de aviones generó controversia en todo el arco político en cuanto a cómo combatir el narcotráfico.

Página /12 cree que la inclusión de la posibilidad del derribo de aviones es un guiño a Sergio Massa, que hizo de ese punto un eje de su campaña electoral.

Popular indica que a través de su cuenta de Twitter, Stolbizer consideró que esta medida es “un error institucional que puede tener consecuencias irreversibles” y expresó que “las políticas de estado en seguridad y lucha contra el narcotráfico no pueden salir por decreto, sino por consenso de las fuerzas políticas”.

Infobae advierte que durante 16 horas al día, las avionetas pueden cruzar la frontera argentina sin mayores problemas. Adhiere que los radares de la Fuerza Aérea se encuentran apagados y no hay un sistema capaz de detectarlos; ese es el insólito obstáculo que el nuevo gobierno se encontró al asumir la gestión.

Fuente: DsD